Conciertos

Interpol en el Zócalo: Un triunfo de 20 años en la fabricación

Tan temprano como las once de la mañana, ya había fans asegurando su lugar en el pit del show de una de las bandas más importantes del siglo XXI: Interpol, soportando lluvias y calores con tal de ver a sus ídolos tan cerca como fuera posible.

La ropa negra predominaba el Zócalo de la CDMX, con personas vestidas con camisas y negras y corbatas rojas al estilo Interpol, o con playeras de la iconica banda.

Desde adultos que vivieron los inicios de Interpol hace veinte años, o jóvenes que crecieron escuchando su música, hasta niños y niñas pequeñas, no hubo un rango de edad definido en este gran show.

Poco a poco comenzaba a llenarse el Zócalo, con la mayoría de personas llegando después de las seis de la tarde, una hora antes de la banda telonera, Water From Your Eyes.

Sin embargo, hubo otra sorpresa que nadie esperaba: una agrupación de mariachis que tocaron un cover de los clásicos de Interpol “Evil” y “C’mere”.

Vestidos de blanco, los mariachis fueron invitados directamente por Interpol, y con su estilo único y típico de México, encantaron a la multitud ya presente.

 

Minutos antes de las siete de la nublada noche del sábado 20 de abril, apareció Water From Your Eyes en el escenario.

Desde Nueva York llegó Water From Your Eyes a amenizar la espera de la banda estelar con temas como “Warm Storm” y “Adeleine”.

Con una gran energía y vibra positiva, Rachel Brown agradecía al público mexicano por estar presentes y a Interpol por la invitación.

Por fin había llegado el momento esperado.

Pasadas las ocho de la noche, y tras lluvias esporádicas, era hora de que Interpol saliera al escenario.

Abrieron su show con su clásico “C’mere”, que inmediatamente enloqueció a la audiencia de más de 160 mil personas, envolviéndose en un emotivo y enérgico momento.

Continuaron con “Say Hello to the Angels”, no sin antes Paul Banks agradeciendo a todos los presentes por su apoyo, para seguir con “Narc” y “My Desire”.

El iconico bajo de “Obstacle 1” resonó por todo el Zócalo, haciendo de esta una de las canciones más coreadas.

“Lights” y “Pioneer” fueron las siguientes en el setlist, para continuar con una racha de melancolía con “The Rover”, “All the Rage Back Home”, “Rest my Chemistry”, “PDA”, “Toni”, “Not Even Jail” y “NYC”.

Paul no desperdiciaba ninguna oportunidad para agradecer a México por su apoyo en estos 20 años de carrera y visitas a nuestro país, hablando en un español casi perfecto todo el tiempo.

Fue el turno de “Evil”, el hit más grande de la banda que no hubo una sola persona sin cantarla y bailarla. Hubo incluso quien llevaba un peluche del famoso muñeco del vídeo.

“Public Pervert” continuó con la emoción, pero fue “Slow Hands” que la convirtió en euforia total.

Para el encore, Interpol tocó “Untitled”, “No I In Threesome, para finalmente cerrar su espectacular show con “Stella was a diver”.

A pesar de que Interpol no logró conectar totalmente con la audiencia, dieron un show inolvidable y maravilloso que perdurará en la memoria de las 160 mil personas afortunadas de estar presentes en la cúspide de la historia de Interpol con México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *