Kings of Leon: WALLS (We Are Like Love Songs)

Hace casi un mes desde que Kings of Leon lanzó su séptimo disco, pero todo ese tiempo lo usamos para escuchar con determinada atención cada canción e investigar el porqué del disco.

WALLS (We Are Like Love Songs) salió a la venta mundialmente el 14 de octubre a través de RCA Records, grabado en Los Ángeles y producido por Markus Dravs, quien ha trabajado con bandas líderes como Florence + The Machine, Arcade Fire, Coldplay y hasta Björk. Un crack este señor.

La banda californiana nos empezó a dar pistas y una probadita de lo que sería su nuevo material con temas como "Waste a Moment", "WALLS""Around The World". Kings of Leon es de los últimos grupos que van de los orígenes del garage rock a crear hits que se conviertan en una canción mainstream que se escuche en la radio. Son ese tipo de canciones de rock que pocos han podido balancear en el siglo XXI. Es una de las bandas más estables dentro de este género en la actualidad.

WALLS marca el regreso de la banda para reformarse y sin el afán de evolucionar y probar nuevos géneros. Han conseguido un equilibrio en su comodidad y armonía; un equilibrio entre su deseos y la realidad. Este nuevo material tiene novedades estéticas y despuntes de inquietud.

El disco empieza con "Waste a Moment" y después "Reverend", las cuales conforman un creciente linaje de canciones que el grupo ha ofrecido en los últimos años, un linaje en el que es difícil distinguir entre las melodías o los nombres de las canciones, y esto lo podemos comprobar con "Sex on Fire", "Radioactive" o "Use Somebody" en discos anteriores. "Waste a Momento" se impone con agilidad, haciendo maravillas con sus apenas 3 acordes, extendiéndose hacia "Find Me".

El tercer single del disco, "Around The World" es un tema fuera de lo cotidiano que podemos observar determinadamente en el vídeo. Colores más alegres, grupos de personas con coreografías diferentes en distintos escenarios del mundo haciendo alusión al título de la canción. Este conjunto audiovisual te contagian de alegría y las ganas de viajar por el mundo, y hasta de bailar, como KOL expresa "keep dancing, like it's your last time..."

Y como mencioné antes, los 3 acordes de "Waste a Moment" llegan hasta "Find Me", donde podemos notar el sonido estridente de las guitarras y una letra que juega con la luz y el humor. Pasando al lamento que describe "Muchacho", canción que hace cuestionarte si hay un fondo más profundo detrás de todo lo que Caleb Followill quiere transmitirnos en esta balada compuesta por una guitarra acústica acompañada de una caja de ritmos.

Junto con la canción anterior, "Conversation Piece" es un momento reflexivo dentro del disco, y además es un puente de tranquilidad y relajación después del juego de guitarras, funcionan como un refugio musical en WALLS. Y así pasamos por "Eyes On You", por una efervescencia creada en "Wild", hasta la última canción que es "WALLS ". En este disco sentimos los kilómetros que Kings of Leon ha recorrido en su carrera como músicos, reflejan su estabilidad pero al  mismo tiempo la búsqueda de un nuevo sonido sin perder su esencia rockera, que bien los caracteriza. Y de eso nos hablan en "WALLS", específicamente cuando dice "when the walls come down", tratando de expresar que se van a quitar esa máscara de conformidad y nula trascendencia, para tratar de evolucionar sin perder realmente lo que son, una banda de rock.

Escuchen completo el nuevo disco, y si les encantó, no duden en comprarlo para tenerlo en su coche y escucharlo en cada viaje que realicen.

 

A %d blogueros les gusta esto: