Las Águilas de Cartago emprenden el vuelo hacia Rusia

  • Túnez regresa a un Mundial tras 12 años de ausencia
  • Un 0-0 ante Libia le bastó para sellar su billete
  • Sus jugadores hablaron con FIFA.com tras el partido

Los tunecinos se acordarán mucho tiempo del 11 de noviembre de 2017, día en el que los jugadores de Nabil Maaloul se clasificaron por fin para la Copa Mundial de la FIFA™ tras 12 años de vacas flacas.

Túnez disputó tres ediciones seguidas (Francia 1998, Corea/Japón 2002 y Alemania 2006), antes de perderse Sudáfrica 2010 y Brasil 2014. En 2018, estará presente en Rusia.

FIFA.com te propone revivir la trayectoria de las Águilas de Cartago en la fase de clasificación africana a través de las principales declaraciones de sus jugadores y del ambiente posterior al partido decisivo.

Una alegría inmensa
En cuanto acabó el encuentro contra Libia, los jugadores tunecinos se pasearon por el estadio para celebrar ampliamente la clasificación con sus seguidores, tras 12 años de ausencia de una fase final. Toda la plantilla sintió un alivio tremendo tras el pitido final, y festejó la consecución del billete mundialista con los 50.000 tunecinos presentes en las gradas.

Las reacciones
FIFA.com conversó con los jugadores de Túnez tras el encuentro. “Túnez llevaba tiempo sin clasificarse para un Mundial y, gracias a nuestras buenas actuaciones, por fin vamos a participar de nuevo en esa gran competición”, afirmaba Wahbi Khazri. “Nuestros compatriotas llevaban mucho tiempo esperando este día, y hemos trabajado muy seriamente con nuestros clubes para conseguirlo. Estamos muy felices por esta clasificación, que dedicamos a toda la población tunecina”.

“Hay que subsanar nuestras lagunas y mejorar nuestros puntos fuertes antes de la fase final”, añade el centrocampista del Rennes. “Tenemos un buen equipo y jugadores con talento. No debemos ir a Rusia para desempeñar un papel secundario, sino para llegar lo más lejos posible”.

El lateral izquierdo de la selección y del Al Ahly egipcio, Ali Maaloul, se consoló así de la derrota en la final de la Liga de Campeones de la CAF frente al Wydad de Casablanca: “Así es el fútbol. Perdí una final con Al Ahly y, hoy, disfruto de la inmensa alegría de clasificarme para el Mundial con mi selección. El partido contra Libia no era fácil, pero gracias a Alá, hemos conseguido lo esencial: clasificarnos”.

El medio centro Ghilane Chaalani, uno de los principales artífices de la clasificación, analiza así el largo camino recorrido: “Todos los partidos han sido difíciles. El más duro ha sido el último contra Libia, porque hemos jugado soportando una presión enorme. Finalmente, hemos conseguido el punto que nos faltaba para clasificarnos”.

El lateral derecho Hamdi Naguez, que ha jugado casi todos los partidos, coincide con su compañero: “El partido contra Libia no ha sido fácil debido a la presión. Hemos desperdiciado muchas ocasiones, pero finalmente hemos cumplido nuestro objetivo: clasificar a Túnez para el Mundial tras 12 años de ausencia y hacer felices a los tunecinos”.

“Túnez no ha perdido ningún partido clasificatorio, y creo que el empate obtenido en Kinshasa ante la RD del Congo fue un momento crucial”, añade Naguez. “Estamos felices porque vamos a disputar el Mundial, que es el sueño de todo jugador”.

Por último, captamos la reacción de Amine Ben Amor, el artista de la medular tunecina: “Es una alegría indescriptible ver los rostros radiantes de todos los tunecinos. Hacía mucho que no nos clasificábamos para el Mundial, pero nos hemos merecido plenamente nuestro billete después de todos estos partidos complicados”.

Por su parte, el seleccionador tunecino, Nabil Maaloul, declaraba en la rueda de prensa: “Felicidades al pueblo tunecino por este gran logro. Sabía que el partido contra Libia sería difícil y que toda la presión recaería sobre nosotros; no sobre nuestro rival. Lo más importante era la clasificación. El verdadero nivel de Túnez lo vimos contra Guinea”.

Expectativas ante el sorteo
La mayoría de los jugadores de Túnez quieren enfrentarse a grandes selecciones en el Mundial, ansiosos por demostrar de lo que son capaces en Rusia.

“Todo el mundo quiere enfrentarse a Messi”, asevera el centrocampista Ghilane Chaalani. Sin embargo, Hamdi Naguez prefiere otro rival: “Espero que nos toque en el grupo de Brasil”. A su vez, a Ali Maaloul le gustaría cruzarse con el ganador del premio The Best al Jugador de la FIFA: “Quiero medirme a Portugal y a Cristiano Ronaldo”. Por último, Amine Ben Amor coincide con su compañero en el mediocampo, Chaalani: “Tengo ganas de enfrentarme a Argentina y a Leo Messi”.

Números que hablan
0: Como la cantidad de derrotas de Túnez en la fase de clasificación para Rusia 2018. Las Águilas de Cartago permanecieron invictas durante los 6 partidos de la liguilla. Tras imponerse a Guinea en casa, también derrotaron a Libia en Argelia y a la RD del Congo como locales. A continuación, se volvieron de Kinshasa con un punto, antes de vencer y convencer en Guinea. Por último, el empate ante Libia en Radès selló su pasaje a Rusia.

¿Sabías que…?
Túnez es la única de las selecciones africanas clasificadas para Rusia 2018 que ha estado dirigida por dos seleccionadores. Las Águilas de Cartago disputaron los dos primeros partidos de la liguilla decisiva a las órdenes de Henryk Kasperczak, pero luego tomó su relevo con similar brillantez Nabil Maaloul, para guiar a Túnez hasta el Mundial.

Información y Fotos: FIFA


Por Octavio Paquini/@Tavo_PaquiniV

No Comments Yet.

Leave a comment