Grita Radio

Limp Bizkit – Full Concert – 07/24/99 – Woodstock 99 East Stage (OFFICIAL)

Limp Bizkit – Full Concert – 07/24/99 – Woodstock 99 East Stage (OFFICIAL)

La prensa calificó la jornada de dos décadas atrás como un día fatal para la música, mientras se reportaron hordas de hombres rodeando a mujeres para exigirles mostrar sus pechos. Además de ello, 1200 personas fueron atendidas en los puestos médicos.

“El día en que la música murió”. Con esas palabras HuffPost recordó Woodstock 99, festival aniversario del original organizado tres décadas antes en Estados Unidos. Para aquella instancia, la serie de presentaciones se realizó en Roma, Nueva York

El evento contó con una gama amplia de artistas, pasando por James Brown, Alanis Morissette y Moby, por un lado, a otros como Rage Against the Machine, Metallica, Megadeth, Red Hot Chili Peppers, Korn y Limp Bizkit.

Precisamente en el show de estos últimos es donde las palabras de HuffPost adquieren peso. En el recital de Fred Durst, Wes Borland y compañía se vivieron momentos complejos, tanto para los asistentes como para los mismos músicos en escena. De homenaje al primer Woodstock -donde abundaba la paz- poco y nada tenía.

Caía la tarde del 24 de julio. Tras las apariciones de Dave Matthews Band y Alanis Morissette (y anunciados para el cierre Rage Against the Machine y Metallica), el East Stage se preparaba para recibir a Limp Bizkit, banda que solo un mes antes había lanzado Significant other, su segundo álbum de estudio.

El primero en salir al escenario fue el guitarrista Wes Borland. Con su rostro pintado y ojos negros por completo, el más misterioso del conjunto tomaba su guitarra Ibanez RG7CST. Seguido de él, las cámaras de la transmisión muestran al bajista Sam Rivers -levantando su dedo medio al público- y al baterista John Otto. Mientras suena una base de fondo (que corresponde a la intro de Significant other), aparece de polera y gorro negro Fred Durst, vocalista. Tras concluir la instrumental de cerca de un minuto, Durst saca la voz y comienza “Just like this”.

DEBERÍAS LEER  Wes Borland, guitarrista de Limp Bizkit, tocó un concierto entero con la mano izquierda rota

Tal cual fue la tónica del festival, ya en la primera canción aparecieron chicas jóvenes, muchas de ellas menores de edad, con el pecho descubierto. Rob Sheffield de Rolling Stone estuvo en las tres jornadas y parte de su relato contaba cómo hordas de hombres rodeaban a mujeres para que levantaran su polera y mostraran sus pechos. “Esto es un asalto sexual, y se trata de poder, no de placer”, dijo el reportero.

Además de ello, botellas de agua, zapatillas, prendas de vestir y basura volaban por los aires, muchos de ellos cayendo en el escenario (algo que también se vio en la presentación de The Offspring, en donde el Dexter Holland recibió un botellazo en su rostro mientras cantaba).

Nookie” profundizó el caos. Ya no había consciencia si había una banda en el escenario, todos estaban moviéndose en distintos sentidos. Mujeres con sus pechos al aire eran tocadas por hombres, los “surfistas” aumentaban y Durst hablaba a los asistentes, pero no le prestaban atención (él creía que se debía a problemas con su micrófono).

transmisión alcanza a mostrar las palabras de un individuo de la organización del show que sube al escenario. Ahí, él solicita buscar vías de evacuación a los heridos tras el caos. 

Aquel momento también es mencionado por Sheffield en su reporteo. “Nos da la impresión de que los escombros han matado a los fanáticos. Pánico instantáneamente en la audiencia y es ahí cuando me aterrorizo, especialmente cuando anuncia que si no nos calmamos, cancelarán los shows de Rage Against the Machine y Metallica”, dice parte de su relato, añadiendo que los primeros rumores indicaban que había muertos, noticia finalmente descartada tras los balances post festival.

DEBERÍAS LEER  Kiss Live Mexico Hell and Heaven Fest 2014 Full Concert

Investigaciones por violaciones

“El legado de Woodstock 99, el festival de música de tres días en el estado de New York que se desintegró en un tumulto de vandalismo y destrucción en su última noche, se ha vuelto peor tras las denuncias de que varias mujeres fueron violadas durante el evento”. Así, solo unos días después, Washington Post publicaba parte de las consecuencias que trajo el evento.

 

Aquella nota de prensa juntó testimonios de trabajadores voluntarios, quienes aseguraron presenciar que muchas mujeres fueron lanzadas con fuerza al espacio que separaba al escenario del público.

Sin embargo gran parte de las miradas de estos hechos se concentró en el show de Limp Bizkit. David Krause, entonces investigador policial, dijo que uno de los informes de las denunciantes acusaba un ataque de dos hombres tanto con dedos como con un objeto, esto previo a ser violada. Ese mismo reporte aseguraba que las víctimas temían ser golpeadas tras pedir ayuda en la multitud.

En medio de ello, los organizadores del evento restaron importancia a lo sucedido. Así, tanto John Scher como Michael Lang se focalizaron en buscarle un saldo positivo a Woodstock 99. Frases como “¿Qué hay de los otros 199 mil niños que vinieron y tuvieron un gran fin de semana?” o “Apenas puedes moverte en un mosh pit” fueron parte de sus declaraciones post festival.

El balance final dejó 44 personas arrestadas y 1200 atendidas en los centros médicos dispuestos.

COMPARTE EN TUS REDES

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on email
Share on linkedin
Share on pinterest