Monster Energy imprime su garra en el Hell and Heaven 2018

El pasado 4 y 5 de mayo se celebró el Hell and Heaven 2018, uno de los eventos musicales y culturales más importantes de la escena metalera en Latinoamérica, al cual asistieron más de 80,000 personas para disfrutar de dos días de melodías oscuras y figuras icónicas del metal en el Autódromo Hnos. Rodríguez.

Una de estas figuras emblemáticas es nada menos que uno de los consentidos del público mexicano: Dave Lombardo, figura Monster Energy y cofundador de Slayer, quien en la edición pasada ya había accionado la fuerza en las ruedas de slam de las hordas rockeras con su proyecto thrashers Suicidal Tendencies, y que esta vez regresó a energizar el escenario con su nueva banda Dead Cross.

La recién formada agrupación del Padrino del Doble Bombo se presentó el viernes en el Heaven Stage para encender la pasión de los que presenciaron su monstruosa fuerza en la batería con una energía que resultó el remedio perfecto para el diluvio que amenazaba con inundar el Autódromo.

No obstante, la tormenta eléctrica fungió como el fondo idóneo para la electrizante actuación de Dead Cross, quienes presentaron parte de su disco homónimo deleitando a los asistentes con piezas como Idiopathic, Obedience School y Shillelagh, entre otras.

A la par de la música, los asistentes también pudieron disfrutar de las actividades exclusivas que ofreció Monster Energy en su Hospitality ubicado a un costado del True Metal Stage.

Entre tatuajes gratis y cortes de pelo cortesía de la Barber Shop de Monster Energy, los fans también podían tomarse fotos en compañía de las vivaces Monster Girls, quienes no pararon de headbangear contagiadas por el ritmo oscuro de las bandas, o simplemente recargar energías para continuar su jornada entre escenario y escenario.

Por si fueran pocas emociones para un solo día, Monster Energy desplegó una demostración de arriesgadas acrobacias a cargo de dos freeriders. Desafiando la gravedad y hasta la razón con sus osadas backflips, congregaron a todos aquellos paseantes entre los diversos escenarios que sin dudarlo se detenían a vitorear y celebrar sus peligrosos saltos.

Un festival sin igual en América Latina, el Hell and Heaven 2018 transcurrió en un ambiente tan armónico como estridente, en el que la fanaticada de rock pesado se dio cita para celebrar la comunión oscura del metal junto con Monster Energy.

%d bloggers like this: