Resultados del programa de controles antidopaje durante Rusia 2018

Con la Copa Mundial de la FIFA 2018™ a punto de finalizar, la FIFA desea anunciar el jueves 12 de julio que, hasta la fecha, los análisis de todos los controles antidopaje realizados antes y durante la competición han dado resultados negativos.

La campaña antidopaje llevada a cabo este año ha sido la mayor nunca realizada durante un Mundial de la FIFA. Tras conocerse el nombre de todas las selecciones clasificadas para la fase final, la FIFA preparó un plan de distribución de controles basado en un análisis de riesgos de dopaje en el fútbol. El plan de distribución de controles se compartió y consensuó con la AMA, y consistió en un programa de pruebas dinámico y basado en información estratégica.

La FIFA creó un grupo de pruebas preliminar con más de 1500 jugadores con posibilidades de participar en el torneo. Además de las pruebas realizadas directamente por la FIFA, el ente rector del fútbol mundial también se puso en contacto con las organizaciones nacionales antidopaje y las confederaciones correspondientes para contar con su apoyo a la hora de realizar los controles anteriores a la competición.

Esta estrecha colaboración con otros organismos permitió que aumentase considerablemente el número de pruebas realizadas.

Además de encargarse de los análisis habituales, la FIFA utilizó el pasaporte biológico de los jugadores dentro del sistema ADAMS de la AMA, que reúne los resultados de todos los análisis a los que se ha sometido el deportista —también los efectuados por las confederaciones y las organizaciones nacionales antidopaje en los grandes campeonatos internacionales y nacionales— e incluye un módulo hematológico (análisis de sangre) y un módulo sobre esteroides (análisis de orina).

La Unidad de Gestión del Pasaporte del Deportista de la FIFA, integrada por expertos independientes, comprueba si los datos de los jugadores presentan desviaciones que apunten a un abuso de sustancias para mejorar el rendimiento. Este procedimiento se aplicó con todos los jugadores participantes en la Copa Mundial de la FIFA™.

Todos los futbolistas participantes en la edición de este año se sometieron a controles efectuados sin previo aviso antes de la competición; durante la competición, se realizaron análisis sistemáticos, que incluyeron controles posteriores a los partidos y otros que tuvieron lugar en jornadas de descanso.

Al objeto de garantizar la máxima eficacia del programa y aprovechar al máximo la información disponible, el 90 % de los análisis se realizaron a sujetos previamente seleccionados en función de una serie de criterios que incluyen las recomendaciones de la Unidad de Gestión del Pasaporte del Deportista, las posibles lesiones sufridas por los jugadores, datos sobre su rendimiento y el historial analítico de los futbolistas.

Estas son las cifras de los controles realizados con anterioridad y en el transcurso del Mundial:

desde enero de 2018, la FIFA, las organizaciones nacionales antidopaje y las confederaciones realizaron un total de 2037 controles.
Los controles incluyeron 3985 muestras (1928 de orina, 1031 de sangre y 1026 de suero).
La FIFA tomó directamente 2761 muestras en controles realizados sin previo aviso antes de la competición, y 626 durante la misma (108 de ellos se recogieron en jornadas de descanso).
Por término medio, cada jugador de los cuatro equipos semifinalistas ha sido controlado en 4.41 ocasiones desde enero, y algunos de ellos se han sometido hasta a 8 pruebas.
Resultados analíticos adversos: 1 (previamente se había concedido al jugador una autorización de uso terapéutico para la sustancia detectada)
Resultados anómalos* no clasificados como resultados analíticos adversos: 3
Autorizaciones de uso terapéutico: 2
Las muestras se analizaron exclusivamente en entidades acreditadas por la AMA, y la mayoría de los análisis tuvieron lugar —en particular, las muestras tomadas durante la competición— en el laboratorio de Lausana (Suiza).

La FIFA transportó todas las muestras en cajas de seguridad similares a las utilizadas por las entidades bancarias para transportar efectivo, que solo pueden abrirse mediante clave electrónica, siguiendo así un proceso a prueba de manipulaciones.

Respecto a las sustancias analizadas, además de los análisis rutinarios de sustancias prohibidas, la FIFA aplicó un estándar notablemente más estricto a lo dispuesto en la Documentación Técnica de Análisis Deportivos de la AMA**, por ejemplo, al analizar la posible presencia de hormonas del crecimiento humano (GH) y factores liberadores de la hormona del crecimiento (GHRF) en el 100 % de las muestras correspondientes.

Todas las muestras recopiladas se almacenarán durante diez años y estarán disponibles para realizar controles posteriores, de ser necesario.

*Un resultado anómalo es un informe de un laboratorio acreditado por la AMA que requiere una posterior investigación por parte de la Unidad Antidopaje de la FIFA antes de establecer un resultado analítico adverso. Una vez concluida la investigación, se notifica al jugador, al club, a la federación afectada y a la AMA si el resultado anómalo se tramitará como un resultado analítico adverso.

**La Documentación Técnica de Análisis Deportivos de la AMA establece que en el fútbol debe analizarse, como mínimo, la presencia de GH y GHRF en el 10 % de muestras tomadas.

Información y Fotos: FIFA
Por Octavio Paquini/@Tavo_PaquiniV

%d bloggers like this: