News GR

Olivia Hussey y Leonard Whiting, protagonistas del clásico de Franco Zeffirelli, ‘Romeo y Julieta’, demandaron a Paramount Pictures por explotación y abuso sexual debido a una escena de desnudo.

Los actores de Romeo y Julieta, la película clásica de 1968 dirigida por Franco Zeffirelli, demandaron a Paramount Pictures por explotación sexual. Olivia Hussey y Leonard Whiting presentaron una demanda en el Tribunal Superior de Santa Mónica, California, donde acusan a la productora de múltiples cargos, incluidos abuso sexual, fraude y distribución de imágenes de menores desnudos. Los protagonistas de la película alegan que fueron filmados desnudos sin su conocimiento.

De acuerdo con Variety, Hussey y Whiting, quienes eran menores de edad al momento del rodaje, estaban convencidos de que no se filmaría una escena de desnudos. Franco Zeffirelli les habría prometido que no habría desnudez y se usarían prendas con el color de la piel. Posteriormente, el director cambió de opinión y les dijo que la película fallaría a menos que decidieran rodar una escena sin ropa.

La demanda contra Paramount se basa en una escena de cuatro minutos en donde Hussey y Whiting despiertan juntos. El actor, de apenas 16 años, muestra las nalgas mientras yace desnudo en la cama y al incorporarse. Por su parte, Olivia Hussey, de 15 años, deja al descubierto sus senos por una fracción de segundo durante un momento clave. Según los demandantes, Zeffirelli les habría implorado por rodar la escena bajo estas condiciones y usando maquillaje corporal

Tony Marinozzi, agente de ambos actores, dijo a Variety que lo que les prometieron y lo que ocurrió fueron cosas distintas. «Confiaron en Franco [Zeffirelli]. A los 16 años, como actores, tomaron su iniciativa de que no violaría esa confianza que tenían. Franco era su amigo y, francamente, a los 16, ¿qué hacen? No hay opciones. No hubo #MeToo”, mencionó.

Los actores de Romeo y Julieta sufrieron angustia emocional por 55 años

Por otro lado, Solomon Gresen, abogado de Hussey y Whiting, mencionó que los actores eran jóvenes e ingenuos y no estaban conscientes de lo que les ocurriría. «De repente, se hicieron famosos a un nivel que nunca esperaron y, además, fueron violados de una manera que no sabían cómo manejar», dijo.

La demanda contra Paramount establece que los actores sufrieron angustia mental y emocional durante los últimos 55 años. Olivia Hussey y Leonard Whiting habrían sido una especie de one-hit wonder, ya que nunca pudieron capitalizar el éxito de Romeo y Julieta. Según el documento presentado en el Tribunal, ambos tuvieron una vida de pérdida de ingresos y otros beneficios laborales y oportunidades de trabajo.

Romeo y Julieta

Olivia Hussey y Leonard Whiting durante una entrevista en 1968. Imagen: British Film Institute

La trayectoria de ambos luego de Romeo y Julieta es para analizar. Olivia Hussey tuvo una participación en Black Christmas, considerada junto a La masacre de Texas como una de las primeras del género «slasher» del que se desprendieron películas como Halloween, Viernes 13 y Pesadilla en la Calle Elm. La actriz también formó parte del reparto de la miniserie It de 1990, basada en la novela de Stephen King.

Si bien Hussey se mantuvo activa durante décadas, ninguno de sus trabajos logró un reconocimiento similar al de Romeo y Julieta. Para Leonard Whiting las cosas marcharon peores, ya que su carrera se limitó a una que otra aparición en cine y televisión. El perfil del actor en IMDB muestra una brecha de 15 años sin participar alguna película.

La demanda se basa en una ley de California que suspendió el estatuto de limitaciones para reclamos anteriores de abuso sexual infantil. Los actores buscan una compensación por daños que ascendería a los 500 millones de dólares, cifra estimada de recaudación de Romeo y Julieta a la fecha.

News GR

Leaving Neverland, el controversial documental sobre los supuestos abusos de Michael Jackson, estrenó su primera parte el día de ayer. El documental fue publicado por HBO la noche del 3 de marzo, la segunda parte será estrenada el día de hoy (4 de marzo).

Este filme relata la historia de Wade Robson y James Safechuck quienes junto a sus familiares narran detalladamente los supuestos abusos que cometió Michael Jackson cuando ellos eran unos niños.

Recordemos que en el año de 1993 la controversia a cerca de los abusos del fallecido cantante se hizo resonar por todos los medios. Jackson tuvo que ser puesto a juicio, en donde fue declarado inocente por falta de pruebas. Finalmente en 2009 al fallecer el cantante, Jordan Chandler quien había acusado a Michael en la década de los 90’s, declaró que había mentido frente a los tribunales a petición de su padre.

De la misma manera, se corrían los rumores de que el protagonista de mi Pobre Angelito, Macaulay Culkin, también podría haber sido una de las víctimas del rey en pop, sin embargo Culkin solo afirmó que tenía una relación estrecha con el cantante, por lo cual visitaba constantemente su rancho “Neverland”.

Neverland siempre fue un pretexto

Presuntuosamente estas invitaciones privadas para el parque de diversiones, eran una de las maneras por las cuales Jackson se podía acercar inadecuadamente a los niños. Según Safechuck, él fue el primer niño en ser invitado a pasar un tiempo en la casa de Michael, pues la locación tenía poco tiempo de haberse adquirido. Así mismo James declaró en el documental, que el intérprete le dijo: “voy a comprar esta casa y será tuya, como este lugar es tuyo”, antes de comprar su rancho en California.

Durante la cinta presentada por HBO James reitera en varias ocasiones que él sentía un fuerte lazo con Michael Jackson, que pintaba ser más como una relación romántica antes que una relación de amigos. Pues dentro de las estancias que tuvo en la casa del artista, Safechuck se quedaba en el cuarto de Jackson, en donde era invitado a besarlo y tocarlo, bajo el pretexto de que “se amaban y eso era lo que la gente hacía cuando se amaba”. En una de esas ocasiones, según se narra en el documental, Michael y James se “casaron” de juego y el rey del pop le regaló al niño un anillo de oro con diamantes.

Entre Wade Robson y James Safechuck narran por medio de esta cinta, las prácticas y costumbres que vivieron con el fallecido intérprete de Billy Jean. Dentro de las cuales destacan un “simulacro para vestirse rápido” y constantes charlas sobre “no ser descubiertos”.

A continuación les dejamos una entrevista para CBS News, en donde los protagonistas del documental hablan sobre su pasado en Neverland, así como el táiler de Leaving Neverland.