News GR

Recientemente el festival «Primavera Sound» realizo un concierto de ensayo para analizar el índice de contagios que se podrían producir tras el evento, esto con la finalidad de que los conciertos puedan regresar en tiempo de COVID-19. El ensayo dio resultados bastante positivos, ya que no se encontró tasa de infección.

El evento, denominado PRIMACOV, fue organizado por Primavera Sound junto con el Hospital Germans Trias de Barcelona y la Fundación Lucha contra el Sida y Enfermedades Infecciosas, donde se reunieron a 1.000 personas en un lugar con capacidad para 1.600.

De los 1.000 participantes, 463 terminaron asistiendo al concierto, 496 colocados en un «grupo de control», sin acceso al lugar. Todos los participantes tomaron una prueba de antígeno COVID-19 el mismo día y ocho días después todos volvieron para una prueba de seguimiento, tras ello no hubo resultados positivos entre las 463 personas que asistieron al concierto y dos positivos entre las 496 personas del «grupo de control».

«Asistir a un concierto de música en vivo con una serie de medidas de seguridad que incluían una prueba de antígeno negativa para el SARS-CoV-2 realizada el mismo día, no se asoció con un aumento en las infecciones por COVID-19.

Con suerte, estos datos allanarán el camino para salvar los conciertos en vivo durante la pandemia de COVID», revelaron los autores del estudio.

Los autores Boris Revollo y Josep M Llibre también dijeron que creían que las pruebas rápidas empleadas en su evento podrían implementarse fácilmente en otros eventos de música en vivo también.