News GR

ELVIS‘ llegará al cine de la mano de Warner Bros. Pictures y el cineasta nominado al Oscar Baz Luhrmann dirige una película que explora la vida y la música de Elvis Presley, protagonizada por Austin Butler y el ganador del Oscar Tom Hanks.

«En mi humilde opinión, su actuación no tiene precedentes y FINALMENTE se realiza con precisión y respeto. Si no gana un Oscar por esto, me comeré mi propio pie, jaja«, esta ha sido la fulminante declaración realizada por Lisa Marie Presley, la única hija de Elvis y Priscilla Presley.

La interpretación de Austin Butler ha impactado muy positivamente a Lisa Marie Presley que, además, ha dicho que «Puedes sentir y presenciar el amor, el cuidado y el respeto puros de Paz por mi padre a lo largo de esta hermosa película, y finalmente es algo de lo que yo, mis hijos y sus hijos podemos estar orgullosos para siempre«.

Como un drama completamente cinematográfico, la historia de Elvis (Butler) se ve a través del prisma de su complicada relación con su enigmático manager, el coronel Tom Parker (Hanks).

Según lo contado por Parker, la película profundiza en la compleja dinámica entre los dos a lo largo de 20 años, desde el ascenso a la fama de Presley hasta su estrellato sin precedentes, en el contexto del panorama cultural en evolución y la pérdida de la inocencia en Estados Unidos. En el centro de ese viaje se encuentra una de las personas significativas e influyentes en la vida de Elvis, Priscilla Presley (interpretada por Olivia DeJonge).

Protagonizada junto a Butler y Hanks, la galardonada actriz de teatro Helen Thomson («Top of the Lake: China Girl», «Rake») interpreta a la madre de Elvis, Gladys, Richard Roxburgh («Moulin Rouge!», «Breath», «Hacksaw Ridge» ) interpreta al padre de Elvis, Vernon, y DeJonge («The Visit», «Stray Dolls») interpreta a Priscilla.

Luke Bracey («Hacksaw Ridge», «Point Break») interpreta a Jerry Schilling, Natasha Bassett («Hail, Caesar!») interpreta a Dixie Locke, David Wenham (trilogía de «El Señor de los Anillos», «Lion», «300» ) interpreta a Hank Snow, Kelvin Harrison Jr. («The Trial of the Chicago 7», «The High Note») interpreta a BB King, Xavier Samuel («Adore», «Love & Friendship», «The Twilight Saga: Eclipse») interpreta a Scotty Moore, y Kodi Smit-McPhee («The Power of the Dog») interpreta a Jimmie Rodgers Snow.

También en el reparto, Dacre Montgomery («Stranger Things», «The Broken Heart Gallery») interpreta al director de televisión Steve Binder, junto a los actores australianos Leon Ford («Gallipoli», «The Pacific») como Tom Diskin, Kate Mulvany («The Great Gatsby”, “Hunters”) como Marion Keisker, Gareth Davies (“Peter Rabbit”, “Hunters”) como Bones Howe, Charles Grounds (“Crazy Rich Asians”, “Camp”) como Billy Smith, Josh McConville (“Fantasy Island”) como Sam Phillips, y Adam Dunn (“Home and Away”) como Bill Black.

Para interpretar a artistas musicales icónicos adicionales en la película, Luhrmann eligió a la cantante y compositora Yola como la hermana Rosetta Tharpe, el modelo Alton Mason como Little Richard, el nativo de Austin, Texas, Gary Clark Jr. como Arthur Crudup, y el artista Shonka Dukureh como Willie Mae «Big Mama». Thorton

Cine

En el sexto día del juicio entre Amber Heard y Johnny Depp, donde ambos se acusan mutuamente por difamación, el actor de Piratas del Caribe declaró bajo las preguntas de la defensa de su esposa, hablando sobre su relación con su exesposa.

Fue entonces que, mientras conversaba sobre las múltiples discusiones e insultos que sufría la pareja, este fue consultado sobre el por qué continuó con la relación pese al mal ambiente.

Entonces, Depp recordó su infancia, específicamente los problemas que tuvieron sus padres. “Recuerdo que cuando mi padre dejó a mi madre, ella tuvo su primer intento de suicidio. Entonces tenía esa visión en mi cabeza de mi padre dejándola”, rememoró.

El actor también afirmó que Heard tenía una “necesidad de violencia y conflicto”, por lo que, antes de acabar su relación, decidió empezar a crear un espacio entre ellos.

“Me quedé porque no quería fallar. No quería lastimar a nadie. Especialmente a Heard. No quería romperle el corazón”, añadió.

De igual forma, recordó un par de momentos en los que trató de irse del hogar que compartía con Heard. “Ella me detenía en los ascensores, lloraba y gritaba: ‘sabes que no puedo vivir sin ti’. A veces, cuando iba a mi otra casa, ella aparecía gritando a las 4 o 5 de la mañana. Era incontrolable”, mencionó.

Los consumos en medio de la relación

En medio de la conversación, también se le consultó a Depp sobre cómo la relación afectó al uso de drogas y alcohol. En eso, Depp recordó haber bebido vino con Heard, quien destacó su alta tolerancia al alcohol. Fue entonces que quiso buscar ayuda para saber si era alcohólico.

Así inició su desintoxicación de las bebidas alcohólicas. Sin embargo, aseguró que pese a estar en ese proceso, su esposa siempre bebía cerca de él y que “fácilmente bebía dos botellas de vino en una noche”.

En eso recordó que dentro de sus 18 meses sobrios bebió media copa de champán tras de entregar un premio a la trayectoria al actor Christopher Lee. Tras el hecho, le contó a Heard que había disfrutado el espumante.

Tras ello, apuntó que “Heard perdió el control” y se fue furiosa. En eso, aseguró que su entonces pareja lo acusó de ser “un completo desastre”, “alcohólico” y que sus hijos estarían molestos, decepcionados por él, y que incluso le dejarían de apoyar.

En eso, Depp recordó que le sugirió a Heard estar sobria con él. “Ella dijo que no, que no tenía ningún problema”, recordó.

En eso, le preguntaron sobre otras sustancias habría consumido Heard en la relación.

“A ella le gustaba el MDMA, que es éxtasis, y los hongos. Ella también tomaba muchos medicamentos, había uno en particular que era muy rápido (en causar efectos)”, aseguró el actor.

En eso, el intérprete de Alicia en el País de las Maravillas afirmó que, a lo largo de los años, debió ver a Heard consumir MDMA “una docena o veintena de veces”, así como hongos “un poco menos, probablemente seis o siete veces a lo largo de los años”.

Actualmente, el juicio entre Amber Heard y Johnny Depp se transmite de forma televisada en el canal Law & Crime Network.

 

News GR

En 2017, Third Man Records de Jack White abrió su propia planta de prensado de discos de vinilo que ha estado en funcionamiento desde entonces. Hoy, White ha emitido una declaración dirigida a las principales discográficas instándolas a seguir el mismo camino.

En un video llamado “A Plea To The Three Global Major Labels From Jack White”, el músico recorre su propia planta y aborda el problema de la cadena de suministro del vinilo dada la creciente popularidad del formato. “Es 2022 ahora y ya no es una moda pasajera: los discos de vinilo se han disparado en la última década y la demanda es increíblemente alta”, dice en el video. “Una pequeña banda de punk no puede conseguir su disco hasta dentro de 8 o 10 meses… Como dijo una vez MC5: ‘O eres parte del problema o parte de la solución’.

“Si bien la totalidad de la inversión y el marco de vinilo en la última década se originó en empresas e inversores independientes, los problemas más grandes que vemos ahora requieren soluciones importantes”, escribió White en una declaración escrita adjunta. “Con este espíritu, me dirijo a nuestros hermanos mayores colegiados en el mundo de la música, Sony, Universal y Warner, y les imploro cortésmente que ayuden a aliviar este desafortunado retraso y comiencen a dedicar recursos para construir plantas de prensado ellos mismos”.

“Para ser claros, el problema no son las discográficas grandes versus las discográficas pequeñas, no es independiente versus convencional, ni siquiera es punk versus pop”, continuó White. “El problema es, simplemente, que TODOS hemos creado un entorno en el que la demanda sin precedentes de discos de vinilo no puede mantenerse al día con la oferta rudimentaria de ellos”.

 

Aquí está la declaración completa de White:

Al menos una vez a la semana, sin falta, alguien se acercará para pedirme ayuda para acelerar la fabricación de sus discos de vinilo. Es un pensamiento natural… sabiendo que soy dueño de una planta de prensado y tengo mi propio sello discográfico, «si alguien puede ayudar, ¡es este tipo!»

Dado que los tiempos de entrega de los vinilos en toda la industria actualmente se inclinan hacia la duración de un embarazo humano, es obvio que, en un mundo tan dependiente de ser del momento y en el momento adecuado (un sencillo, un álbum, una gira, etc.), estas líneas de tiempo son los asesinos del impulso, el alma, la expresión artística y, con demasiada frecuencia, los medios de subsistencia.

He hecho todo lo que estaba a mi alcance para ayudar. Third Man Records comenzó un enfoque concentrado en vinilo en 2009 con la esperanza de exponer su potencial más amplio a los confines más lejanos de la industria de la música. En 2017 amplió mi compromiso al abrir Third Man Pressing… una planta que siempre ha estado abierta para cualquiera que entre por la puerta y quiera imprimir un disco, desde artistas de hip hop de dormitorio hasta documentalistas de grabación de campo. Y en el último año, me dupliqué e invertí en aún más prensas de discos, más empleados para operarlas y más turnos para tratar de satisfacer la increíble demanda creciente de productos de vinilo.

Hay gente que dirá: ¿no es esto bueno para Third Man? ¿Más demanda de la que puede manejar? A lo que yo digo, aunque Third Man se beneficia a corto plazo, a largo plazo finalmente perjudica a todos los involucrados en el ecosistema del vinilo debido a los cuellos de botella y los retrasos. Algo se tiene que hacer.

Si bien la totalidad de la inversión y el marco de vinilo en la última década se originó en empresas e inversores independientes, los problemas más grandes que vemos ahora requieren soluciones importantes.

Con este espíritu, me dirijo a nuestros hermanos mayores colegiados en el mundo de la música, Sony, Universal y Warner, y les imploro cortésmente que ayuden a aliviar este desafortunado atraso y comiencen a dedicar recursos para construir plantas de prensado ellos mismos.

Para que quede claro, el problema no son las grandes discográficas frente a las pequeñas, ni lo independiente frente a la corriente principal, ni siquiera el punk frente al pop. El problema es, simplemente, que TODOS hemos creado un entorno en el que la demanda sin precedentes de discos de vinilo no puede mantenerse al día con la oferta rudimentaria de ellos.

En todo el mundo, ahora hay un puñado de NUEVAS empresas que fabrican prensas de vinilo manuales y automatizadas. Es más fácil comprar una prensa de vinilo ahora que en cuatro décadas. Y con más innovadores auxiliares apareciendo todos los días ayudando a avanzar en cada faceta de la industria, esta no es una decisión difícil de tomar. Es una obviedad.

Estamos todos en el mismo equipo con los mismos objetivos. Realmente creo que con una inversión de buena fe en la infraestructura que nos trajo aquí, podemos continuar en esta trayectoria ascendente e inspirar aún más a los mundos que nos rodean. Ahora es el momento. Gracias.

JACK WHITE