News GR

La cantante británica fue deportada del país de Medio Oriente porque las autoridades creyeron que iba a presentarse sin autorización. Las leyes en Irán son extremadamente estrictas cuando se trata de cantantes mujeres dando shows en público.

Según lo que Stone platica en un video de Instagram, “fuimos detenidos y luego deportados. No nos hemos subido al avión todavía, pero ya tengo mi celular de regreso y eso es bueno.” Además del video, escribió un texto en el que explica, “estábamos conscientes de que no podía haber un concierto público porque soy mujer y eso es ilegal en este país. Personalmente, no se me antoja ir a una cárcel iraní y tampoco estoy tratando de cambiar las leyes de los países que visito ni deseo poner a otras personas en peligro. Sin embargo, parece que las autoridades no creen que no daremos un show público y nos han metido en algo que llaman ‘lista negra’”

Stone continuó relatando lo sucedido, aclarando que los oficiales de migración fueron extremadamente amables en todo momento y que se disculparon una y otra vez por no poder hacer nada contra las leyes.

Una fuente diplomática iraní dijo que el tema se ha revisado a detalle y parece que el problema fue que Stone y su equipo de trabajo entraron al país por la isla de Kish, probablemente bajo una mala asesoría en cuanto a sus visas y las regulaciones sobre estas.

La gira de Joss Stone, Total World Tour, comenzó en Marruecos en 2014 y como parte de esta, la intérprete ha visitado países como Kazajistán, Mongolia, Belice y Jordania. El propósito de esta gira es “llevar la belleza en forma de música a cada país en nuestro planeta”. Stone también ha hecho trabajo humanitario en Líbano, Siria y Mauricio, en donde apoyó a Mo’zar Atelier Musique, un grupo que ayuda a niños a tener acceso a clases de música.