News GR

«Con la muerte de Lisa, sabía que si llegaba a ser invitado debía de estar en esta ceremonia. No tenía pensado brindar palabra alguna, pero el espacio se me fue dado.

Realmente no sé qué decir, de hecho estoy bastante nervioso, y no sé qué fue lo que dije, pero me encuentro igual de impactado que muchos de ustedes, y así me sentiré por algún tiempo más.

Siento como si tuviera que enviarle un mensaje, para decirle todos los que estamos acá y cuan maravillosos son. Ni en un millón de años pude haber imaginado terminar cantando acá, mucho menos en las circunstancias que se está dando. Esto es realmente devastador, y estoy seguro que hablo por todos los que nos encontramos acá y los que han sido afectados por su partida.

A la vez, es totalmente notorio todo el esfuerzo que han puesto y ponen los involucrados en hacer esto tan hermoso para Lisa. Estoy honrado de estar acá para ella y su familia, aunque no puedo decir realmente si merezco ser parte de esto, y especialmente estar dando mis condolencias por encima de muchos que están más dolidos y que fueron muchísimo más cercanos a ella de lo que yo fui, especialmente su familia y aquellos que la conocían bastante o en su totalidad.

Sé que Lisa amaba de manera tremenda a su familia, y se encargó de proteger a cabalidad el legado de su padre, y el amor que existía entre ambos. Ella se enorgullecía al máximo, tanto como cualquier otra persona podría estar orgullosa de su propio padre, y los tantísimos logros que él alcanzó, tanto en la escena musical de nuestro país, como a nivel histórico y mundial.

Ella también se sintió enorgullecida por la más reciente película de Elvis, por la manera en la que fue retratado su padre y por el cariño que fue puesto por todos aquellos involucrados en el filme: la visión y dirección del señor Luhrmann, y la dedicación de Austin Butler en interpretar a su padre.

Con la muerte de Ben, la vida de Lisa, la del resto de su familia y seres queridos se enrumbó en un difícil camino, pero que ella estaba dando lo mejor de sí para ayudarlos, y brindarle ayuda a cualquier otro que experimentase el dolor que conlleva una pérdida así.

Estamos juntos aquí hoy para demostrar nuestro respeto hacia Lisa y su familia, para compartir nuestros recuerdos y consolarnos mutuamente de la manera en que se pueda, dentro de lo que esta experiencia tan devastadora nos permite. Y a su vez para celebrar la vida de una amada y querida amiga, y a tan apreciado y extrañado miembro de su familia.

El amor de Lisa le hará falta a muchos, y ella continuará siendo amada y extrañada por todos aquellos a los que su vida tocó.

Gracias».