News GR

Hace más de 13 años Diego Luna y su productora Canana Films, recibieron un fideicomiso de 10 millones de pesos por parte del gobierno de Aguascalientes para filmar la película “Abel”. La cinta se filmó, se estrenó en 2010, rompió records en taquilla y para su primer fin de semana recaudó más de 3 millones de pesos; sin embargo, autoridades del estado reportan que, hasta el día de hoy, dicho préstamo no ha sido pagado.

En días recientes, el propio secretario de Finanzas del Estado, Carlos Magallanes García, reconoció que se tiene constancia de la deuda desde hace ya algún tiempo, pero que hay “todo un relajo” alrededor del tema, lo que ha evitado que puede concretarse la solicitud de pago al histrión.
También señalaron que, para el 2015, la compañía del llamado “Charolastra” sólo devolvió una tercera parte de la deuda, desde entonces no ha tenido ningún tipo de acercamiento para saldar el resto, por lo que ya se tomaron acciones en su contra.
La noticia fue confirmada por el conductor Javier Poza, quien reveló que el Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) decidió denunciar formalmente a Luna para presionarlo y garantizar el pago total del fideicomiso. “Jaime Padilla Durán, presidente de la Coparmex, informó que ya se tomaron acciones legales contra los deudores, entre ellos el actor”, dijo Poza en su programa de radio.
Pese a esto, el final de este episodio sigue siendo incierto. NO se han dado detalles sobre si el protagonista de “Rogue One” pisaría la cárcel de no pagar la millonaria deuda, y tampoco se sabe si en realidad tenga que cubrirla al 100 por ciento. Recordemos que el pasado mes de marzo, el secretario de Desarrollo Económico local aseguró que no sería fácil recuperar el total del adeudo, pues cuando se entregó el fideicomiso se llegó a un acuerdo crediticio.
Mientras tanto, Luna no se ha pronunciado al respecto, el proceso legal sigue su curso y las autoridades mexicanas tampoco han llegado a una sentencia definitiva.