Grita Sports

Novak Djokovic, ganó su quinto torneo de Wimbledon derrotando a Roger Federer en una final épica y con récord de duración en este Grand Slam.

Djokovic necesitó cuatro horas y 55 minutos para imponerse al suizo, segundo cabeza de serie, por 7-6 (7/5), 1-6, 7-6 (7/4), 4-6 y 13-12 (7/3), recurriendo por primera vez a un tie-break final con 12-12, tras el cambio de las reglas en Wimbledon.

Dando una lección de control, el serbio de 32 años salvó dos puntos de partido para sumar su 16º título de Grand Slam, colocándose a cuatro del récord en categoría masculina del propio Federer .

Djokovic también se acerca al número de títulos en Grand Slam del español Rafa Nadal, que cuenta con 18.

Los dos jugadores, que se enfrentaban por 48ª vez en 13 años, se libraron un duelo sin cuartel en esa quinta manga, en que Federer recuperó una rotura de desventaja pese a los esfuerzos del vigente campeón, quien corría y se estiraba para devolver cada bola pero fallaba en la precisión al buscar las líneas.

La anterior final más larga disputada en el legendario All England Club londinense era la de 2008, cuando Federer perdió en cuatro horas y 48 minutos contra Rafael Nadal, en un partido considerado como uno de los mejores de la historia del tenis.

Djokovic había empezado el encuentro con dos dobles faltas en momentos importantes, que podrían haberle costado el primer set, pero recurrió a sus golpes profundos y liftados para empujar al suizo al error.

El serbio perdió el segundo set en un visto y no visto, pero volvió concentrado en el tercero salvando un punto de rotura clave en el décimo juego y apuntándose con soltura el segundo tie-break. Federer recurrió a su tenis eficaz y elegante para seguir vivo en el partido pero acabó claudicando.

El tenista de Basilea, que no ha derrotado a Djokovic en Grand Slam desde la semifinal de 2012 en Wimbledon, intentaba acabar con el dominio del número uno del mundo para apuntarse su noveno título de Wimbledon ante un público británico que mostró su predilección por el ocho veces campeón.

Federer, que en agosto cumplirá 38 años, buscaba convertirse así en el vencedor de mayor edad de un Grand Slam en la historia moderna del tenis, un récord que tendrá que esperar.

Djokovic había ganado los precedentes cuatro últimos grandes enfrentamientos contra el suizo, y suma con la de esta final su 26ª victoria frente a Federer, que le ha vencido 22 veces.

Información y Fotos: Wimbledon
Por Octavio Paquini/@octavio_paquini
También puedes leer: Hamilton se alía con la suerte para sellar récord de victorias en casa

Grita Sports

Simona Halep se proclamó campeona de Wimbledon por primera vez en su carrera, derrotando cómoda e inesperadamente a la legendaria Serena Williams, que tendrá que seguir esperando para alcanzar el récord de 24 títulos de Grand Slam.

A sus 37 años, Williams que ha ganado 3 veces Roland Garros, 6 el US Open, 7 el Abierto de Australia y otras 7 Wimbledon buscaba poner la guinda a su palmarés igualando el récord absoluto de 24 títulos de Grand Slam alcanzado por la tenista australiana Margaret Court a principios de los años 1970.

Ya se le había escapado el año pasado, cuando de regreso a las pistas tras tener a su hija Alexis Olympia llegó hasta la final de Wimbledon, donde cayó ante la alemana Angelique Kerber.

Después fue también derrotada en la final del US Open por la japonesa Naomi Osaka. Surgieron entonces problemas en una rodilla que le impidieron jugar buena parte de esta temporada y por último sufrió una frustrante eliminación el mes pasado en la tercera ronda de Roland Garros.

Pero al llegar a Londres, Williams dijo que empezaba a sentirse cada vez más en forma, decidida a realizar una proeza que, tras chocar con el sorprendente juego de la rumana, tendrá que seguir esperando.

Esta era la primera final para Halep, séptima cabeza de serie, sobre la hierba del All England Club londinense y el público de la pista central estaba mayoritariamente a favor de la estadounidense, siete veces campeona del gran torneo inglés.

Pero la rumana, de 27 años, que al principio de esta temporada aún era número uno, no se dejó impresionar.

Le rompió el servicio a Williams nada más empezar el partido, marcó expeditivamente el segundo punto y volvió a quebrar a la estadounidense en el tercer juego restando y defendiendo como una leona.

Información y Fotos: Wimbledon
Por Octavio Paquini/@Tavo_PaquiniV
También puedes leer: Una Noche Mágica, de Reconocimientos y Premios

Grita Sports

La selección mexicana se consagró campeón de la Copa Oro 2019 al derrotar 1-0 en la gran final a los Estados Unidos, pero el torneo dejó más claves dignas de mención.

Martino se hizo cargo del seleccionado mexicano a principios de año y, bajo su dirección, los aztecas solo conocen la victoria. Aterrizaron en la Copa Oro habiendo ganado todos sus amistosos bajo el mando del Tata y su racha continuó durante el campeonato.

El Tri fue devorando rivales en la fase de grupos y, aunque sufrió en las rondas eliminatorias, fue un justo vencedor en la final.

Un tanto de Jonathan dos Santos a los 73 minutos dio el octavo título a México y coronó por fin a Martino en un torneo internacional de selecciones luego de haber perdido las finales de la Copa América en 2011 con Paraguay y de 2015 y de 2016 con Argentina.

Martino se midió a Gregg Berhalter, DT estadounidense, en un duelo de banquillos que ya protagonizaron por su paso por la Major League Soccer. El albiceleste ganó la liga la campaña pasada con el Atlanta United mientras su homólogo lo eliminó en primera ronda un año antes con el Columbus Crew en primera ronda de playoffs.

Berhalter se hizo cargo del equipo a comienzos de año y, con él, Estados Unidos recuperó la ilusión y un estilo definido tras tocar fondo al quedar afuera del Mundial de Rusia-2018.

Los de las barras y las estrellas se quedaron al borde de revalidar el título pero su futuro se presenta mucho más claro tras esta Copa Oro gracias a las estelares apariciones de perlas como Christian Pulisic o Weston McKennie.

Información y Fotos:  CONCACAF
Por Octavio Paquini/@octavio_paquini
También puedes leer: Estados Unidos confirma su dominio en el fútbol femenino

Grita Sports

Brasil desató el carnaval más esperado en el templo del Maracaná al proclamarse campeón de la Copa América 2019 con una victoria 3-1 sobre Perú en la final, poniendo fin a 12 años de espera sin reinar en el continente.

Paolo Guerrero, de penal a los 43, había marcado el empate parcial, de un disputado partido ante 69.906 espectadores, entre quienes se encontraba el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

La victoria le permitió a la Canarinha ganar su noveno trofeo de Copa América, una especie de sanación interior por el fracaso en el Mundial-2014, del que fue anfitriona y favorita, y que luego se repitió en el de Rusia-2018.

La fiesta final, sin embargo, se vio empañada por las explosivas declaraciones del astro argentino Lionel Messi, expulsado ante Chile en el partido por el tercer puesto, el sábado en Sao Paulo, acusando a la Conmebol de corrupta y de favorecer a Brasil para que fuera el campeón.

Perú inició bien plantado en el campo, ejerciendo una presión alta y encimando principalmente a Arthur, unos primeros 10 minutos que le sonreían a Gareca. Pero ese buen arranque se perdió como agua entre los dedos apenas Gabriel Jesus tocó la primera pelota.

El del City circulando por la derecha se quitó de encima a Trauco con una finta, tiró el centro al segundo palo y allí apareció Everton para empalmar fuerte de primera y poner el 1-0 a los 15 minutos.

Perú sintió el golpe y esa pequeña rebelión en la que mostró solidez y determinación fue aplacada con un Brasil dueño de la pelota, en el que fueron apareciendo de a poco Philippe Coutinho y Dani Alves para asociarse y organizar el juego.

La Seleçao movía la pelota con precisión y hacía difícil el trabajo a Perú para recuperarla, pero en uno de esos intentos por sacudirse apareció una mano de Thiago Silva en el área grande que el árbitro chileno Robero Tobar no dudó en sancionar como pena máxima a pesar de revisarlo con el VAR.

El cobro lo tomó Guerrero y con serenidad subió el 1-1 al marcador a los 43 tras ejecutar al palo izquierdo engañando a Alisson.

Brasil salió decidido a liquidar a un Perú que se había ido al descanso cabizbajo y aturdido por el inesperado gol de Gabriel Jesus, y en esa dinámica se vio al mejor Coutinho, inteligente para iniciar los ataques pero impreciso en los metros finales.

Con el paso de los minutos, la Auriverde se fue convirtiendo en un equipo contragolpeador, en principio porque Perú adelantó sus líneas y salió a disputarle la pelota su propio campo.

Coutinho tuvo la posibilidad de aumentar con un remate cruzado y luego Firmino con un cabezazo apenas desviado y un remate dentro del área grande que se fue demasiado cruzado.

El partido dio un giro inesperado a 20 del final con la expulsión de Gabriel Jesus, en una acción dividida con Zambrano, en la que Tobar le mostró la segunda amarilla después de haber sido amonestado a los 30 minutos.

Tite movió su banco y envió a Richarlison por un desgastado Firmino y sacó a Coutinho por el defensor Éder Militao. Así resistió con dientes apretados las embestidas desordenadas de Perú.

Pero Brasil siguió generando peligro a pesar del hombre menos, y en la última acción de ataque que tuvo en el partido marcó el 3-1 con un penal ejecutado por Richarlison tras falta de Zambrano sobre Everton.

Así ganó Brasil su novena Copa América. Sin derrotas, con apenas un gol recibido en seis partidos y arropado por una ‘torcida’ que volvió a festejar con el ‘jogo’ de la Canarinha.

Información y Fotos: CONMEBOL
Por Octavio Paquini/@octavio_paquini
También puedes leer: Novak Djokovic sufre pero avanza en un Wimbledon

Grita Sports

La Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol Asociación (Concacaf) confirmó que la Gran final de la Copa Oro 2019 de Concacaf la jugarán México y Estados Unidos, el domingo 7 de julio, en el Soldier Field de Chicago.

México y Estados Unidos se enfrentarán después de ganar sus partidos de semifinales en contra de Haití y Jamaica, respectivamente. El ganador del partido en Chicago será coronado como el mejor de la región.

A los aficionados se les informa que los boletos para la Final están agotados y se les recomienda llegar temprano para evitar las filas y disfrutar de la Fiesta de Fútbol presentada por Toyota, ubicada en el Stadium Green, a partir de las 3:30 pm.

Futbol Fiesta es el destino oficial de los fanáticos antes del juego, que ofrece una experiencia de celebración y gratuita para todos los fanáticos del fútbol que planean asistir a los partidos.

Adicionalmente, los aficionados en Chicago podrán disfrutar de Gold Cup Station, una experiencia masiva de 10,000 pies cuadrados en Union Station, que incluye actividades únicas y atractivas con temas de fútbol donde los fanáticos pueden probar sus propias habilidades futbolísticas.

La innovadora zona para aficionados, que está ubicada en el Great Hall de Union Station, también ofrece una oportunidad para tomar fotos con una réplica del trofeo de la Copa Oro y una tienda de la Copa Oro.

Gold Cup Station estará abierto todos los días, del 1 al 7 de julio, de 7 a.m. a 7 p.m. (225 S. Canal Street, Chicago, IL 60606).

Disputada cada dos años, la Copa Oro de la Concacaf es el torneo de selecciones más importante de la región, que abarca Norte, Centroamérica y el Caribe, y corona al mejor equipo de la región y a la vez celebra el fútbol y la cultura.

En 2019, la Copa Oro hizo historia con partidos disputados por primera vez en Costa Rica y Jamaica, llevando a la competencia oficial a aficionados a lo largo de la región.

Información y Fotos: Concacaf
Por Octavio Paquini/@octavio_paquini
También puedes leer: Novak Djokovic avanza tranquilo en las canchas de Wimbledon

Grita Sports

El belga Eden Hazard liquidó al Arsenal en la final de la Europa League en Bakú con dos goles y una asistencia, un último servicio al Chelsea antes de la más que posible marcha que dejó entrever al final del partido.

El extremo belga, desaparecido en el primer tiempo, despertó tras el descanso y dio la asistencia del segundo gol antes de marcar los dos últimos del Chelsea.

El delantero francés Olivier Giroud al 49, el extremo español Pedro Rodríguez al 60 y Hazard en dos ocasiones al 65 de penal y al 72 fueron los goleadores ‘blues’, mientras que Alex Iwobi al minuto 67 marcó la única diana del Arsenal.

Con este título los ‘Blues’ cierran una notable temporada en la que terminaron en 3ª posición en la Premier League y cayeron en la final de la Copa de la Liga ante el Manchester City en los penales, en la recordada ocasión en la que el meta Kepa Arrizabalaga se negó a ser sustituido.

El Chelsea abre su vitrina para depositar una segunda Europa League, que acompaña a la obtenida en 2013 de la mano del preparador español Rafa Benítez contra el Benfica.

A diferencia de sus vecinos ‘Gunners’, el Chelsea cuenta con un respetable palmarés europeo, en el que también figuran una Liga de Campeones (2012), 2 Recopas (1971 y 1998) y una Supercopa de Europa (1998). Las dos finales de Europa League que ha disputado las ha ganado.

Información y Fotos: UEFA Europa League
Por Octavio Paquini/@octavio_paquini
También puedes leer: Austria dice le da el último adiós a su héroe Niki Lauda