Grita Sports

Djokovic se cita con Nadal en la final del Australian Open 2019. El serbio Novak Djokovic dio un paso más este viernes en su búsqueda del récord de siete títulos en el Abierto de Australia tras barrer al francés Lucas Pouille (28º cabeza de serie) por 6-0, 6-2, 6-2.

El número uno mundial cometió solo cinco errores no forzados y afrontará su duelo número 53 contra Nadal y el octavo en una final de Grand Slam.

«Es definitivamente uno de mis mejores partidos en esta pista», afirmó Djokovic, que logró 24 golpes ganadores y juega su primera final en Australia desde 2016, cuando ganó el título.

Djokovic había perdido en cuarta ronda el año pasado en Melbourne, tras haber sido intervenido quirúrgicamente en un codo y estar en baja forma hasta que ganó Wimbledon y su temporada dio un giro positivo.

Djokovic estaba fresco contra Pouille porque su rival en cuartos de final, el japonés Kei Nishikori, había abandonado tras 51 minutos de juego.

El jugador serbio controló desde el principio el partido contra el francés, quien había necesitado más de tres horas para derrotar al canadiense Milos Raonic en cuartos de final.

En 2012, Djokovic y Nadal disputaron la final más larga de un Grand Slam en el Australian Open, cuando el serbio ganó una épica batalla en cinco sets, tras 5 horas y 53 minutos de juego, por 5-7, 6-4, 6-2, 6-7 (5/7), 7-5.

Djokovic, en su semifinal número 34 de Grand Slam, necesitó solo 83 minutos para superar a su habitual compañero de entrenamientos, Pouille, que jugaba su primera semifinal de un torneo mayor.

El jueves, Nadal arrasó también en semifinales al joven griego de 20 años, Stefanos Tsitsipas, frente al que solo cedió seis juegos, para ganar en 1 hora y 46 minutos, por 6-2, 6-4, 6-0.

Nadal tiene una ventaja de cuatro victorias y tres derrotas frente a Djokovic en finales de Grand Slam, incluidos sus tres partidos desde aquel duelo maratoniano en el Melbourne Park de hace siete años.

Información y Fotos: AFP
Por Octavio Paquini/@Tavo_PaquiniV
También puedes leer: “No vamos a parar de buscar”, dice la hermana de Emiliano Sala

Grita Sports

Osaka y Kvitova se disputan el trono en Australia y el número 1,  «The winner takes it all»: el trofeo del Abierto de Australia y la corona de la número 1 mundial.

La jugadora que gane la final femenina del sábado en Melbourne, la japonesa Naomi Osaka o la checa Petra Kvitova, conseguirá un premio doble.

Ni la jugadora nipona ni la zurda checa han estado nunca en el primer puesto del ránking WTA. Osaka, actual número 4 del mundo, está en su mejor posición y Kvitova, sexta, llegó a alcanzar el segundo puesto hace siete años, en octubre de 2011.

La primera lo considera uno de sus «mayores objetivos», mientras que la segunda dice que el número 1 será «una bonificación muy bonita».

En lo que sí tienen experiencia ambas es en triunfar en torneos del Grand Slam.

Osaka lo hizo en septiembre en el Abierto de Estados Unidos, con apenas veinte años. En 2011 y 2014, en ambas ocasiones en Wimbledon, Kvitova fue la campeona.

«Ya he jugado finales del Grand Slam, pero ésta es un poco diferente, un poco especial, probablemente porque llega después de todo lo que ha vivido», estima la jugadora checa.

– La «segunda carrera» de Kvitova –

Sin nombrarla, Kvitova hacía referencia a la agresión con un cuchillo que sufrió a finales de diciembre de 2016, durante un asalto en su casa en la República Checa.

Un suceso que puso en peligro su carrera: su mano izquierda sufrió daños y necesitó una importante operación, que le tuvo apartada de las pistas durante cinco meses.

«Supe recientemente que mi médico no estaba muy contento con mi mano dos meses después de la operación, porque las cicatrices eran muy, muy tensas, y duras, y no podía hacer mucho en esas condiciones. Afortunadamente no me dijo nada en aquel momento», cuenta Kvitova.

Para la checa, lo que ha vivido después de la agresión es su «segunda carrera».

Su recorrido australiano incita al optimismo. Campeona este mes en Sídney, encadenó en semifinales una undécima victoria consecutiva y en sus seis partidos hasta ahora en Melbourne no ha perdido ningún set.

Osaka volverá por su parte a una final del Grand Slam después de la que jugó en Nueva York en septiembre ante Serena Williams, marcada por el enorme enfado de la estadounidense con el juez de silla.

Osaka y Kvitova no se han enfrentado nunca, pero son conscientes de que será un partido complicado.

«¡Naomi está lanzada! Está en muy buena forma», afirma la checa.

En caso de ganar el sábado, Osaka se convertiría en la primera jugadora, sin contar a Serena Williams, en encadenar dos títulos seguidos del Grand Slam desde que lo hiciera la belga Kim Clijsters en 2010-2011.

Información y Fotos: AFP/AO2019
Por Octavio Paquini/@Tavo_PaquiniV
También puedes leer: Datos Previos al partido Rayados vs América, Jornada 4

Grita Sports

Djokovic sin desgaste a semifinales de Australian Open 2019,  continuó adelante en su búsqueda de un histórico séptimo título en el Abierto de Australia

Este miércoles se clasificó para las semifinales tras el abandono de su rival japonés Kei Nishikori.

El que sí sigue adelante en su carrera por un récord es Djokovic, que lidera el palmarés masculino en Melbourne con seis títulos, igualado con el suizo Roger Federer y el australiano Roy Emerson.

Nadie ha logrado siete títulos en el torneo de hombres en esta cita y él está a apenas dos victorias de conseguirlo.

Nishikori, que venía de un durísimo partido a cinco sets ante el español Pablo Carreño, renunció por problemas en el muslo derecho, cuando el serbio iba ya ganando 6-1 y 4-1.

En semifinales, Djokovic se enfrentará al francés Lucas Pouille, número 31 del mundo, que venció al canadiense Milos Raonic (17º) por 7-6 (7/4), 6-3, 6-7 (2/7) y 6-4.

Entrenado desde hace menos de dos meses por su compatriota y exnúmero uno del circuito femenino Amélie Mauresmo, Pouille es el primer francés que llega a las semifinales de un torneo del Grand Slam desde que Gaël Monfils accedió a las del US Open en 2016.

Sus mejores resultados hasta ahora en uno de los cuatro grandes eran los cuartos de final de Wimbledon y del Abierto de Estados Unidos en 2016.

Información y Fotos: AO Tenis/AFP
Por Octavio Paquini/@Tavo_PaquiniV
También puedes leer: James Harden más de 4 partidos sin recibir asistencias

Grita Sports

Williams volvió a ser Serena en el Australian Open 2019, la estadounidense tuvo una impresionante victoria sobre la  número 1 Simona Halep, quien la obligó a elevar su nivel  en Melbourne.

La calidad de la competencia entre Halep y Williams alcanzó alturas increíbles en el tercer set, y fue casi una pena que fuera un encuentro de cuarta ronda y no una final.

Los millones de espectadores estaban asombrados, pero Williams era mucho más reservada cuando se le pidió que evaluara su nivel.

«Creo que, en general, me quedo ahí», dijo la campeona de Grand Slam en 23 ocasiones después de su victoria el lunes.

Tan solo 10 meses después de su regreso de la licencia de maternidad, Williams, la sembrada número 16, intentará alcanzar una tercera semifinal consecutiva de Grand Slam cuando se enfrente a Karolina Pliskova el miércoles.

A través de sus primeros tres partidos en Melbourne, la estadounidense de 37 años perdió solo nueve juegos en total antes de superar a Halep en tres sets.

Aunque Williams es famosa por su servicio devastador, es su juego de retorno el que se ha destacado en lo que va del torneo, ya que lidera en porcentaje de juegos de retorno ganados en las primeras cuatro rondas (58%).

Sus 18 ganadores de vuelta la colocan en un fantástico tercer lugar en la tabla de clasificación entre todos los jugadores en el cuadro femenino antes del inicio de los cuartos de final.

Williams ha tenido éxito en el 86 por ciento de sus juegos de servicio, retiró el servicio cinco veces y lidera a los cuartos de final en los puntos ganados en su primer servicio (80 por ciento).

Información y Fotos: AO Tenis
Por Octavio Paquini/@Tavo_PaquiniV
También puedes leer: Ronaldo condenado a prisión y a pagar 18,8 millones de euros

Grita Sports

El 20 veces campeón de Grand Slam produjo una brillante exhibición bajo el techo en su partido número 100 en Rod Laver Arena con otra estrella en ascenso, el sembrado No. 14 Stefanos Tsitsipas; con una fácil victoria 6-2 7-5 6-2 sobre el joven estadounidense Taylor Fritz.

Algo sobre ese número de tres dígitos está acechando al suizo en el Abierto de Australia 2019, donde una carrera a las semifinales le haría llegar a 100 victorias  y una séptima corona récord del Abierto de Australia sería el 100º título de su carrera, un testimonio de el éxito, el poder de las estrellas y la longevidad de la carrera del jugador de 37 años.

«Los últimos 10 juegos han sido muy divertidos, tal vez más divertidos que los primeros 10, no estoy seguro», admitió Federer, quien sabe que está mucho más cerca del final de su tiempo en el deporte que al principio cuando se le preguntó si podría seguir jugando mientras él todavía está venciendo a los mejores 50 jugadores en un galope.

«No creo que sea con cuatro hijos y con la carrera que he tenido, y con mi cuerpo. Quiero que sea algo saludable cuando me jubile. No creo que sea una buena idea, para ser honesto».

«Por el momento, todo está bien. Las luces están en verde. Estoy libre de lesiones, divirtiéndome; los niños también lo están pasando muy bien en la gira; mi esposa esta feliz Así que por el momento no hay quejas ni planes. Estoy contento donde estoy en mi vida, en mi carrera en este momento «.

Federer rompió las cosas con un mínimo de alboroto en 88 minutos, esta fue una declaración de intenciones del campeón defensor en dos ocasiones mientras persigue ese séptimo título récord en Melbourne Park.

Información y Fotos: AO 2019
Por Octavio Paquini/@Tavo_PaquiniV

También puedes leer: Federer vence a Evans sin problemas en el AO 2019 

Grita Sports

Angelique Kerber, campeona del Abierto de Australia 2016, organizó una clase magistral 6-1 6-0 para vencer a la ganadora de los playoffs comodín de AO, Kimberly Birrell.

La victoria de 58 minutos detuvo la emocionante carrera del local de 20 años de edad, Birrell, quien derrotó a la 29a sembrada Donna Vekic en la segunda ronda.

Kerber demostró su destreza en el Grand Slam para ganar un encuentro de cuarta ronda con la estadounidense Danielle Collins.

«Para mí, cada vez que pise estas canchas, quiero jugar mi mejor tenis», dijo el No. 2 del mundo, antes de rendir homenaje a su oponente.

«Sabía que tenía que alcanzar ese nivel esta noche desde la primera bola hasta la última. Le deseo lo mejor, porque seguro que escucharemos mucho sobre ella en el futuro.

«Si ella está jugando así, trabajando duro, estoy segura de que pronto será una de las 100 mejores jugadoras».

Birrell golpeó a un penetrante ganador de revés en la línea para disparar una señal de advertencia a Kerber en los primeros intercambios, pero el alemán estaba a la altura de la tarea en Rod Laver Arena.

La implacable defensa de bloqueo de Kerber puso a Birrell bajo una presión persistente, luego de 13 minutos altamente competitivos, la No. 2 del mundo subió 3-0.

Kerber logró batir un sorprendente pase de revés cruzado mientras perseguía un enfoque de Birrell, que fue lo más destacado al cerrar una apertura clínica.

El marcador fue un poco duro para Birrell, quien jugaba en su segundo cuadro principal en Melbourne Park. La jugadora de 20 años se defendió de tres puntos de quiebre hasta que los disparos de Kerber rápidamente lograron una ventaja de 3-0.

Un rally de molienda culminó cuando Kerber sacó un revés sobre la joven australiana, la No.2 del mundo acelerando hacia la cuarta ronda.

Un par de fallas dobles y un ganador de la derecha de Birrell en toda la línea disolvieron tres puntos de partido, pero Kerber pronto concluyó una enfática victoria de cumpleaños.

 

Información y Fotos: AO 2019
Por Octavio Paquini/@Tavo_PaquiniV
También puedes leer: Serena Williams vence a Eugenie Bouchard en el AO2019

Grita Sports

Se pronosticó que le preguntaron a Maria Sharapova si sentía pena por su víctima de primera ronda, Harriet Dart , quien dejó a Rod Laver Arena en lágrimas luego de un 6-0 6-0.

Ella era el ídolo de la infancia del británico también. Bien. La campeona de Grand Slam y el ganadora de más de $38 millones en premios no pasó de Siberia al campeón de Wimbledon con 17 años por ser una trabajadora de caridad.

A pesar de la verdad, María declaró: «No hay tiempo para eso, lo siento». La famosa frase de Ecos de Tom Hanks de «Una liga propia»: «¡No hay llanto en el béisbol!»

Información y Fotos: AO Tenis/Suzi Petkovski
Por Octavio Paquini/@Tavo_PaquiniV