Cine

Tras publicar una foto ‘topless’ de Kayla Laws en ‘Is Anyone Up?’, la madre de la joven, Charlotte Laws, inicia su lucha contra Hunter Moore y su sitio de Internet. No sólo se trataba de eliminar la foto íntima -y hackeada- de su hija, sino también eliminar todo rastro de este sitio.

A lo largo de los años, a la lucha de Charlotte contra Hunter Moore, quien se apodaba a sí mismo un “arruinador profesional de vidas » y «el rey de la venganza pornográfica», se unió el FBI, el exmarine James McGibney e incluso Anonymous.

Actualmente, atentar contra la intimidad sexual sin el consentimiento de las personas ya es penado por la ley. No obstante, en 2012, Hunter podía compartir fotos íntimas y de desnudos, que destruyeron la vida de miles de personas, sin ninguna repercusión legal.

Por ello, el FBI decidió enfocarse en un delito que si podía ser condenado a cárcel: hackear. De acuerdo con la investigación de dos semanas de Charlotte Laws, a su hija y a 40 víctimas más les habían hackeado su cuenta de correo y de ahí habían sacado las fotos íntimas que posteriormente se publicaron en el sitio de Moore.

Tras una larga investigación que duró varios años, el FBI logró demostrar que Hunter Moore efectivamente le había pagado a un hacker, Charlie Evens ‘Gary Jones’, para robar fotos íntimas de los correos de múltiples usuarios de Internet.

Después de declararse culpables, Moore y Evens fueron condenados a prisión. Hunter fue sentenciado a 30 meses, mientras que Charlie recibió 25 meses

Qué hace ahora Hunter Moore, creador de Is Anyone Up?

El creador de ‘Is Anyone Up?’ fue liberado de prisión en mayo de 2017. Un año después publicó su libro ‘Is Anyone Up?!: The Story of Revenge Porn’.

A pesar de negarse a participar en el documental de Netflix, Moore, quien cumplió 36 años en 2022, ha compartido varios tweets (sí, sigue activo en redes sociales) invitando a sus followers a ver la docuserie de tres episodios.

Si bien, Moore ya no es tan activo en redes como a inicios de la década del 2010, pero si mantiene una mediana presencia en Twitter, en donde continúa compartiendo tweets sobre sexo y algunas reacciones ante las noticias o contenidos que medios de Internet sacan sobre él.

Por ejemplo, en abril de 2022, después mostrar su molestia al ser retratado como “pura maldad” en un reportaje de Vice, Moore explicó que ha hecho cosas buenas en esta vida como donar miles de dólares a eventos dedicados a salvar animales.

Contó que tras su tiempo en prisión, ahora está enfocado en vivir en paz. Además, declaró que no se va a disculpar y dio un consejo a sus followers.

“Algunos de ustedes me aman, otros me odian. Si quieres que me disculpe, bueno, no lo voy a hacer. No le debo nada a nadie. Una última cosa, si alguien te rompe el corazón, ten sexo con sus amigos. Los amo. Besos. Hunter Moore”.

Moore continúa teniendo una respuesta positiva de sus fans, o “la familia” como se reconocían entre ellos.

¿Qué pasó con Charlie Evens, el hacker de Hunter Moore en el documental de Netflix?

Bajo la dirección de correo, ‘garyjones815@gmail.com’, Charlie Evens logró hackear durante cuatro meses cuentas de múltiples usuarios, a quienes les robó sus fotos íntimas que posteriormente fueron publicadas en el sitio ‘Is Anyone Up?.

Evens tenía 23 años, sufría un problema de alcoholismo y había perdido su trabajo cuando Moore le ofreció pagarle para hackear las cuentas de correo de sus víctimas.

De acuerdo con una entrevista que Charlie ofreció a CNN el 28 de abril de 2015, ganó alrededor de 500 a 100 dólares por semana por hackear para Moore.

“Fue suficiente, quiero decir, no es que nada sea suficiente, pero da miedo lo rápido que dejaría mi moral por tan poco…”

Evens explicó que realmente nunca se consideró un hacker, simplemente tenía habilidad con las computadoras y apostó por mentir y manipular a las personas. “No es que sea un genio o un malvado hacker”, expresó.

Actualmente se desconoce el paradero de Evens, ya que no cuenta con presencia en redes sociales, a diferencia de Moore.

Charlie Evens en ‘El hombre más odiado de Internet’ Crédito: Netflix

Charlie fue condenado a 25 meses en prisión, por lo que se suponía que sería liberado en 2017.

En 2015, Evens reveló que se siente arrepentido por sus acciones y confesó que es consciente que ninguna palabra será suficiente para disculparse y enmendar sus errores