News GR

El compañero y amigo de Iommi llevaba siete meses debatiéndose entre la vida y la muerte

El técnico de guitarras de Tony Iommi, Mike Clement, falleció ayer, lunes 28 de noviembre. La noticia de su fallecimiento llega siete meses después de que se anunciara que Mike estaba en “un coma inducido” después de “tener un serio accidente mientras trabajaba en su negocio”.

El guitarrista de Black Sabbath compartió una foto suya con Clement en Twitter incluyendo el siguiente mensaje: “Es un día muy triste para mí. Mike Clement, mi querido amigo y técnico de guitarras durante los últimos 33 años ha fallecido esta mañana. Mike era un tipo realmente adorable, muy leal, y podía depender de él al 100%. Mis más profundas condolencias van para su familia y sus muchos amigos. Descanse en paz”.

El compañero de Iommi en Black Sabbath, Geezer Butler, compartió el tuit de Tony añadiendo: “El fallecimiento de Mike Clement hoy son noticias muy tristes. Era el técnico de guitarras de Tony y una de las mejores personas que jamás han pisado la tierra. Compartimos muchos momentos divertidos juntos, tanto fuera como dentro de la carretera. Un verdadero caballero y erudito. Descansa en paz, Mike”.

Clement trabajó con el guitarrista de Black Sabbath durante más de tres décadas. Antes de estar con Iommi, sin embargo, Clement también trabajó para Motörhead durante tres años y medio.

Clement comenzó a trabajar en la industria musical a mediados de los ’70, mientras aún estaba en la universidad. Mike diseñaba luces para distintos artistas. Sin embargo, un día acabó cambiando la dirección de su carrera para ser backline. Ahí comenzó a trabajar con los de Lemmy. No sería hasta 1990 cuando se acabaría uniendo a Black Sabbath, con los que se quedó hasta el fin de su carrera.