Cine

 

Los abogados de Amber Heard afirmaron este martes que la actriz vivió un infierno durante su matrimonio con Johnny Depp, convertido según ellos en un «monstruo» por la droga y el alcohol, con ataques de «ira» que terminaron en agresiones verbales, físicas y sexuales.

Los dos se acusan de difamación en un juicio cerca de Washington que parte de una columna publicada en el Washington Post en 2018, en la que Heard se describía como una «víctima de violencia doméstica» acosada por la sociedad tras haber denunciado a Depp dos años antes.

«Pero desgraciadamente apareció el monstruo y este monstruo aparecía cuando bebía o tomaba drogas», añadió, mencionando cócteles de alcohol, medicamentos, cocaína, éxtasis y hongos alucinógenos.

Depp tenía en él «una ira enorme» que lo transformaba en un «demonio» y «fue durante estos episodios de ira que atacaba verbal, psicológica, física y sexualmente» a Heard, explicó Bredehoft.