Cine

El actor habla sobre su condición en un nuevo documental

Michael J. Fox ha revelado que usó alcohol para hacer frente inicialmente a su diagnóstico de Parkinson.

La estrella de Regreso al futuro fue diagnosticada inicialmente con el trastorno degenerativo a principios de la década de 1990, aunque no lo reveló públicamente hasta 1998.

La vida de la estrella es el tema del nuevo documental, Still: A Michael J. Fox Movie , que acaba de estrenarse en el Festival de Cine de Sundance y lo muestra hablando sobre su diagnóstico.

En la película, recordó que tomó pastillas de dopamina «como Halloween Smarties (dulces)» para evitar los primeros síntomas de la afección, y siempre sostenía accesorios en el set para ocultar sus temblores.

“Valor terapéutico, comodidad: ninguna de estas fue la razón por la que tomé estas píldoras”, dice (a través de USA Today ). “Solo había una razón: esconderse. Me convertí en un virtuoso de la manipulación de la ingesta de drogas para alcanzar el punto máximo exactamente en el momento y lugar correctos”.

Al recordar el temor por su pronóstico, Fox revela que se volvió a beber y explica: “No sabía lo que estaba pasando. No sabía lo que venía. Entonces, ¿qué pasaría si solo pudiera tomar cuatro copas de vino y tal vez un trago?

«Definitivamente era alcohólico», agrega, aunque revela que ahora «ha pasado 30 años sin beber».

Fox admite que su esposa y sus hijos lo ayudaron a estar sobrio, diciendo: “Tan bajo como me había bajado el alcohol, la abstinencia me bajaría más. Ya no podía escapar de mí mismo.

“No puedes pretender en casa que no tienes Parkinson porque simplemente estás allí con él. Si estoy en el mundo, estoy tratando con otras personas y no saben que lo tengo”.

“Para mí, lo peor es la moderación. Lo peor es estar confinado y no poder tener una salida”, agrega, y admite que en los primeros días “hay momentos en los que decía: ‘No hay salida de esto’”.

El año pasado, Fox habló sobre soportar una serie de lesiones en 2022 , y en octubre reveló que se estaba recuperando de una serie de huesos rotos.

“Ha sido una lucha, pero estoy feliz. Digo eso porque espero que en algún nivel las personas puedan encontrar la felicidad a pesar de lo que están pasando”, dijo a People .

News GR

Ozzy Osbourne afirmó que tiene absolutamente toda la intención de volver a tocar en vivo a pesar de sus problemas de salud, que le han obligado a cancelar numerosas fechas de su tour promocional de Ordinary Man. Además, el cantante canceló la presentación de su documental Biography: The Nine Live of Ozzy Osbourne en el SXSW, debido al coronavirus.

No obstante, en entrevista con Good Morning Britain el pasado martes, el cantante dijo que realmente espera poder regresar a los escenarios muy pronto. «Mi deseo es volver a los escenarios. No estoy listo para tomar el micrófono de nuevo aún, pero eso es por lo que vivo. Me ejercito lo más que puedo: tengo un entrenador, hago pilates. Pero la mejor medicina que puedo tener es estar frente a una audiencia, lo cual me rompe el corazón. Volveré allá arriba. Debo decirlo porque sé que ahora dirán ‘¿Qué harás si no puedes volver a presentarte en vivo de nuevo?’ Y esa no es una opción. Es lo único que he hecho en toda mi vida. Es lo único que siempre he querido hacer y es lo único en lo que confío en hacer.»

Así, Ozzy Osbourne expresa su gran tristeza de no poder presentar su nuevo álbum enfrente de su amado público. Y asimismo, refrenda su compromiso en hacer todo lo posible para volver a deleitar a sus fans con todos su éxitos.

News GR

Hace un mes te contamos que Ozzy Osbourne reveló que padecía de Parkinson. Ahora, el cantante anunció que cancelaría su Tour Nortamericano 2020, el cual de por sí había sido postergado durante el año pasado, para ir en busca de tratamiento médico para su enfermedad.

La cancelación no es una sorpresa. Ya anteriormente Ozzy Osbourne había sugerido que quizá no estaría en disposición de cumplir con sus compromisos musicales. En la alfombra roja de los Grammys, por ejemplo, afirmó que realizaría su tour solamente si se sentía lo suficientemente bien. Por ello, Ozzy y su equipo decidieron cancelar el tour desde un inicio en vez de cancelarlo a media gira.

Ante esto Ozzy comentó: «Estoy tan agradecido que todos hayan sido tan pacientes porque he tenido un año de mierda. Desafortunadamente, no seré capaz de viajar a Suiza por tratamiento hasta abril y el tratamiento dura de 6 a 8 semanas. No quiero iniciar el tour y luego cancelar shows a último minuto, simplemente no es justo para los fans. Prefiero que tengan su reembolso ahora y cuando pueda hacer el tour por Norteamérica, quienes compraron boletos ahora serán los primeros en la fila para comprarlos entonces.»

Los reembolsos estarán disponibles en el punto original de compra y los que posean entradas ahora tendrán acceso prioritario a las entradas de un nuevo tour si éste es anunciado. No obstante, el tour de Ozzy Osbourne por Europa junto a Judas Priest aún sigue en pie para el próximo otoño.

Aunque Ozzy Osbourne no dará conciertos al menos durante la primer mitad del año, lanzará su nuevo álbum Ordinary Man este viernes 21 de febrero.

News GR

El vocalista de Black Sabbath reveló hace unas semanas que padecía de un tipo de Parkinson. Ahora, Ozzy Osbourne expresó en entrevista para Kerrang! sus pensamientos en torno a la muerte.

«¿He pensado sobre cuando llegue mi momento? Lo he pensado, pero no me preocupa. No estaré aquí en otros quince años o lo que sea, no mucho más que eso, pero no me detengo en ello. Es algo que nos va a pasar a todos», dijo el cantante.

«¿Soy feliz ahora? No. No tengo mi salud. Eso [la enfermedad] me dejó sin palabras, pero todavía estoy aquí. De hecho, me preocupaba más la muerte cuando era más joven. Solo trato de disfrutar las cosas lo más posible, a pesar de que a veces sea tan difícil», añadió.

De esta manera Ozzy Osbourne expresó sentirse en paz con la imagen de su muerte, y aunque no es feliz, trata de disfrutar la vida con todo y los obstáculos que le ha presentado, tratando así de sobrellevar su enfermedad de la manera más positiva posible.

News GR

El legendario ex-vocalista de Black Sabbath de 71 años confesó en una entrevista con su esposa Sharon Osbourne que hace un año que padece de Parkin 2, un tipo de Parkinson.

Reveló que sufre la enfermedad desde hace un año. La había ocultado hasta ahora, sin embargo, decidió sacarlo a luz porque ya no podía soportar el dolor que le provoca su condición.

Todo comenzó durante el año pasado, después de sufrir una caída y someterse a una cirugía. Desde entonces, el cantante ha tenido que tomar una gran cantidad de medicamentos para su dolor.

También informó que el próximo Abril viajaría junto a su esposa a Suiza en busca de un tratamiento para su padecimiento. Por último agregó que espera poder presentar en vivo su último álbum solista, «Ordinary Man», cuando se recupere.