Cine


El actor que se volvió mundialmente famoso por su papel como Ron Weasley en la saga cinematográfica de Harry Potter, ahora puede presumir de ser todo un millonario y no precisamente gracias a su profesión como actor.

De acuerdo con The Sun, a sus 31 años, Rupert Grint se ha convertido en un magnate inmobiliario que actualmente posee propiedades valuadas en hasta US$30 millones. Una de sus compañías que se dedican a este negocio llamada Caly 10, ha invertido a lo largo del último año fiscal US$10 millones de dólares en diversas propiedades centradas en los alrededores de Londres.

El actor de Moonwalkers incluso ha llegado a pagar en efectivo algunas propiedades cercanas al lugar donde reside. Pero estos astutos movimientos no son algo nuevo, dado que en 2009 el intérprete también pagó US$6 millones en efectivo por una clásica mansión del siglo XVIII. La estrella de Harry Potter jamás habitó la exuberante casa, pero ahora la está vendiendo en US$8 millones.