Grita Pop

El productor fue condenado por daño moral

Fue en su cuenta de Instagram que la cantante Sasha Sokol informó que un juzgado del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México condenó a Luis de Llano por daño moral, esto por violentar si dignidad, integridad física , intimidad y honor.

En el mensaje la cantante también explicó “con las pruebas y testigos se acreditó que la relación iniciada por él, cuando yo tenía 14 años, fue ilícita y asimétrica por la diferencia de edad y el rol jerárquico”

 

News GR

Ha pasado casi un mes desde mi comunicado del 8 de marzo.

Pensé que no tendría que hablar más sobre este tema pero las circunstancias no me dejan

alternativa.

Luis miente al querer involucrar a mis padres diciendo que la relación fue “transparente”.

Nada está más lejos de la verdad.

¿Transparencia? ¿Es en serio?

Mis padres se enteraron de la relación DOS AÑOS DESPUÉS de que ésta comenzara.

Reitero, cuando inició yo tenía 14; cuando se enteraron me acercaba a los 16. ¿Cómo podían haber

consentido algo que no sabían que existía?

Por supuesto que mi mamá contempló demandar penalmente a Luis de Llano. Los abogados la

disuadieron con los mismos argumentos que inhiben a tantas personas a defenderse del abuso: falta

de legislación adecuada, estigmatización, miedo, vergüenza.

Ella optó por encarar a Luis y él se comprometió a alejarse de mí.

Inmediatamente me sacó de Timbiriche mandándome a un internado en el extranjero.

Pero aun en Boston, Luis y yo seguimos hablando diario por teléfono y él procuró varios encuentros,

nuevamente a espaldas de mis padres.

¿Cómo puede llamar “transparente” a una relación que casi en su totalidad fue oculta?

Tengo pruebas de todo lo que digo. Él no, puesto que no existen.

Quizá la imagen de este texto, que me escribió el 10 de marzo un amigo con quien compartí esa

época, contextualice la edad que yo tenía:

“Todos estos años he conservado con asombro el recuerdo de algunas tardes en las que nos

reuníamos contigo, en casa de Luis -en la calle de Mariscal-, a ver capítulos de Mundo de Juguete

comiendo galletas. ¡Eramos unos niños, carajo!”

¿Qué conduce a un menor de edad a tener relaciones sexuales con un adulto?

El término es conocido como GROOMING: “Es una serie de conductas y acciones emprendidas por

un adulto, con el objetivo deliberado de ganarse la confianza de un menor de edad, creando una

conexión emocional, con el fin de abusar sexualmente de él.”

Luis era admirado y aplaudido por todos a mi alrededor. ¿Se imaginan lo que siente un menor

recibiendo la atención de alguien así? Ser vista por él me hizo sentir la niña más especial del mundo.

Cuando un menor siente mezcla de admiración y confianza ante un adulto, NO se encienden sus

alarmas internas. Por el contrario, agradece la atención que considera un regalo. (Stairsupplies)

Al tratar de echarle la culpa a mi mamá, —las personas que no pueden ver lo que no ven—,

simplemente diluyen la responsabilidad del único culpable. Y no hay nada que revictimice más a la

víctima que mantener la impunidad del victimario.

En cuarenta años de carrera artística solamente en dos ocasiones he hablado de forma pública sobre

mi vida privada y ambas, obedecen a la misma intención: generar conciencia sobre los riesgos que

vivimos los jóvenes.

Lo que yo hice al compartir la verdad no fue con la intención de lapidar a Luis. A él lo lapidan sus

actos.

Luis: pensar que no actuaste de forma inmoral es lo inmoral.

Nos vemos en los tribunales.

Sasha Sokol
Grita Pop

Mientras mujeres en mi situación no nos atrevamos a hablar con la verdad, seguirá habiendo hombres como Luis de Llano.

Desde los 14 años quise creer que fui responsable de lo que pasó. Hoy comprendo que mi única responsabilidad fue guardar silencio.

Hace dos días, Luis volvió a hacer declaraciones falsas sobre nuestra relación.

Abusó de mí entonces y abusa hoy al manipular la verdad. Al querer minimizarla para eximir su responsabilidad en los hechos.

Hoy es día internacional de la mujer. Muchas personas piensan que es un día para felicitarnos. No es así.

Este día es para reflexionar y alzar la voz ante el abuso sistemático en el que nos hemos visto atrapadas de mil maneras.

Cuando la relación comenzó yo tenía 14 y él 39. Yo estaba en Vaselina con Timbiriche y era claramente una niña. Estuvimos juntos casi 4 años. Mi familia se enteró y se volvieron locos y no era para menos. Luis casi me triplicaba la edad. Era un año más grande que mi papá y tenía la misma edad de mi mamá.

Fernando me desadoptó. Literalmente, me desadoptó —al escribir esto el corrector me da otras opciones ya que la palabra “desadoptar” no existe en el diccionario—. Ésa fue la primera gran pérdida de mi vida.

Para intentar separarnos, mi mamá me sacó de Timbiriche mandándome a estudiar fuera del país. Abandonar al grupo fue la segunda pérdida.

Durante largo tiempo oculté que seguíamos juntos. Al cumplir 17 le dije a mi mamá que podía seguirle mintiendo, o podía perdonarme. A la pobre no le quedó de otra que abrirse, pero jamás se sintió cómoda y fue feliz cuando, poco tiempo después, terminé con él.

Me costó mucho dejarlo, él era un hombre poderoso en la industria; mi representante y mi productor. Yo tenía mucho miedo que al separarnos mi carrera se viera lastimada.

¿Por qué miente cada vez que habla de mí? Porque sabe perfectamente que lo que hizo es un delito. Durante toda nuestra relación yo fui menor de edad.

Escribo esto llorando. Llorando por lo que sucedió, sí, pero llorando también por lo que sigue sucediendo.

¿Cómo habría sido mi vida si Luis, en lugar de meterme en su cama, hubiera hecho lo que le correspondía, que era cuidarme? Nunca lo sabré. Lo que sí sé, es que las cosas que vives te marcan para siempre.

“La vida se vive hacia adelante pero se entiende hacia atrás”. Hoy puedo ver que ésa relación contaminó de muchas maneras mi vida. Esa relación terminó hace 33 años, pero hasta hoy, que lo comparto, es que termina lo tóxico que trajo consigo.

Asumo la parte que me debe corresponder, pero ya no puedo –ni debo— guardar silencio.

La vergüenza y el miedo nunca deben ser más grandes que la verdad. Asumo las consecuencias que puede traer la verdad.

Le ofrezco disculpas a mi familia y a Alejandro, mi pareja, por ponerlos nuevamente en una situación así de incómoda.

Hablar de esto me hace sentir una enorme vergüenza. Durante décadas quise creer que no mencionarlo haría que desapareciera. Estaba equivocada.

Si existiera algún tipo de paz detrás de compartir esta historia personal tan dolorosa, es la de darle fuerza a otras mujeres para que alcen la voz si viven en alguna situación de abuso.

No pienso hablar más de este tema. ¿Por qué hablo de esto ahora? Porque Luis de Ya No. 

#8M
#8M2022
#DiaInternacionalDeLaMujer