News GR Opiniones Reseñas

El heavy metal de la década de los 80’s nunca pasará de moda y siempre seguirá escuchándose igual de innovador y potente que hace 40 años, y aquí te presentamos 5 ejemplos de ello:

5.- Def Leppard – Pyromania.

Pyromania marcó la pauta para Def Leppard dentro de la escena rockera/metalera de principios de los ochenta, mostró a unos Leppard más cómodos, más libres al presentar sus composiciones y más potentes, cosa que podemos apreciar en temas como Stagefright, Foolin’, Rock Of Ages o Billy’s Got a Gun. Sin embargo también empezaría a marcar la «americanización» de la banda, cosa que escucharíamos con su siguiente trabajo…

4.- Mercyful Fate – Melissa

El debut de los daneses liderados por King Diamond no pudo haber llegado en mejor momento que en 1983, año en el que comenzaba a dividirse el heavy metal en subgéneros. Melissa presenta una propuesta que no se había escuchado desde el debut de Black Sabbath. Evil, Satan’s Fall, Melissa, Black Funeral… Todo el disco, absolutamente todo el disco es una carta abierta para que la gente de Noruega y los Países Bajos crearan un subgénero llamado metal extremo y black metal. A sus 40 años Melissa y Mercyful Fate sigue aterrorizando a quien escuche por primera vez esa obra maestra del heavy metal.

 

3.- Iron Maiden – Piece Of Mind

El cuarto álbum de la Doncella de Hierro y el primero con el que sería su alineación definitiva (Steve Harris, Dave Murray, Bruce Dickinson, Adrian Smith y Nicko McBrain) sería un completa revelación para los oídos de los metaleros ochenteros. Un álbum mucho más pulido, más técnico y mejor trabajado que sus antecesores, sumado el único estilo de Nicko que le da un aire especial y un sonido épico a este trabajo, abriendo con una de las intro de batería más increíbles, Where Eagles Dare, y ofreciendo temas como To Tame a Land, Die With Your Boots On, Flight Of Icarus, Still LifeIron Maiden no solo es The Trooper.

2.- Dio – Holy Diver

Después de su salida de Black Sabbath, Ronnie James Dio reclutaría al guitarrista Vivian Campbell, al baterista Vinny Appice, y al bajista Jimmy Bain para lanzar el álbum debut de su propia banda, llamada simplemente Dio. Holy Diver sería el nombre elegido para bautizar ese épico trabajo, considerado un parteaguas en el metal, la voz poderosa de Ronnie James Dio, acompañada de sus compañeros músicos daban como resultado una química impresionante y piezas de metal que nunca morirán. Y que decir de la portada… Simplemente fenomenal, un álbum monumental por donde se le quiera ver.

1.- Metallica – Kill ‘Em All

Un debut más en esta lista, y uno que a 40 años de su publicación sigue pateando traseros. Metallica supo combinar sus influencias musicales de una forma tan perfecta y exacta que el resultado además de ser brutal, es exquisito. Con Kill ‘Em All se dio el nacimiento de lo que hoy en día conocemos como thrash metal, un movimiento que según en propias palabras de James Hetfield y Lars Ulrich: buscaban regresar el metal a sus origines y alejarlo de las uñas de bandas de travestis (haciendo referencia a Mötley Crüe y las bandas de glam metal que ya comenzaban a proliferar en aquellos años). Hit The Lights, No Remorse, Whiplash, Seek and Destroy y Metal Millitia dan muestra de que sin Metallica, el thrash metal no existiría como lo conocemos hoy en día.