Grita Pop

Durante 8 temporadas vimos a Elena Gilbert y Stefan Salvatore, enamorarse, sufrir, desenamorarse, ser amigos, ser cuñados, perder su humanidad, recuperara y demás, pero tal parece que eso solo era ficción pues Nina Dobrev, declaró que los primeros cinco meses de filmación, ella y Paul Wesley quien interpretaba a Stefan Salvatore no tenían muy buena relación, en pocas palabras no se soportaban.

«Cuando trabajas con alguien, o pasas mucho tiempo con alguien, las pequeñas cosas te molestan. Es como una relación, básicamente estábamos casados… Estábamos juntos todos los días, nos besábamos y hacíamos todas estas cosas. Pero no tuvimos sexo, entonces sí, ¡fue como un matrimonio!», aseguró.

Afortunadamente con el tiempo los actores se convirtieron en buenos amigos y su mala relación quedo atrás, de lo contrario no hubiera sido nada cómodo grabar tantos años juntos.