The xx: reseña de su concierto en Pabellón Cuervo

4 DE ABRIL DE 2017

Por tercera vez en su trayectoria musical, The xx vuelve a poner un pie en la Ciudad de México. Esta vez como parte de su tour para promocionar el nuevo material que salió el 13 de enero, I See You, su tercer disco.

El concierto fue sold out y el público se mostró más eufórico que nunca. La espera pareció larga aunque realmente no lo fuera después de escuchar a Mylko, quien también tuvo su presentación en el festival Ceremonia. Por fin llegó la hora, 21:54 salen Romy, Oliver y Jamie al escenario entre gritos y aplausos. Las luces se apagan y empiezan a tintinear unas moradas en el fondo, suena “Say Something Loving” y nosotros empezamos a corearla (o gritarla a todo pulmón). Así fue como empezó uno de los mejores conciertos de lo que va del año, sino es que de todo (y probablemente al mejor que yo he ido), recuérdenlo muy bien. El grupo londinense hizo contacto con el público luego luego, quien más tomó el micrófono para dirigirse a nosotros fue Oliver, quien entre sonrisas y lágrimas en los ojos, con las manos en la cara por la emoción, dijo que la CDMX es de sus lugares favoritos para tocar.

Siguieron con “Crystalised”, sencillo de su primer disco homónimo y que es de las favoritas de nosotros los fans. Seguida por “Islands”, “…I am your now so I now I don’t ever have to leave…”. Después de dos canciones de xx, regresaron a I See You con uno de los tracks más arriesgados en cuanto a letra, “I Dare You”. Los celulares grabando se veían en el aire, se escuchaba a todos cantar y muchas manos tratando de seguir el ritmo. “Lips” continuó y cada vez el juego de luces y melodía concordaba más. Si en el disco las mezclas y creaciones de Jamie ya son notorias, en vivo todavía más. Un deck que lo rodeaba completamente, con platillos, tambores y los sintetizadores, va de lado a lado; incluso en una de las canciones Oliver le ayudaba con una de las tonadas. Recordemos que “Sunset” es de las favoritas de Coexist, y en este concierto se atrevieron a darle un camino distinto, con los tonos un poco más altos como si lo hicieran casi a capela con un fondo amarillo y naranja. Del 2012 nos atrasamos al 2009 para escuchar “Basic Space”. Si hay algo que tiene The xx es que todas sus canciones permanecerán y jamás van a pasar de moda, ya que cada una tiene algo que nos recuerda a alguna época de nuestra juventud temprana, o porque simplemente son éxitos que merecen persistir.

Fue el momento de que Romy tomara el micrófono explicándonos que la siguiente canción era muy importante para ella por su significado. Oliver dejó el bajo y se sentó para escucharla. La iluminación fue directa a ella ya que era la estrella durante esos cuatro minutos que dura “Performance”. Nosotros, desde abajo, cuando terminó la canción, gritábamos su nombre de una forma acogedora, Oli le fue a dar un beso y los aplausos parecían infinitos. Se reincorporaron todos y empezó “Brave For You”, letras dedicadas a los papás de la guitarrista. Con otra pausa, el escenario totalmente oscuro, el conjunto londinense presenta “Infinity”. Creo que ésta fue el clímax del concierto. Desde el primer bridge, la combinación de las luces cada que cantaban “I can’t give it up* to someone else’s touch*”, disparaban como un flashazo*. Fue el momento con más euforia, su sonido e intensidad iban aumentando, la emoción del público también. Nada se escuchaba más que ellos a partir del minuto tres con veinte segundos. The xx había logrado transportarnos al viaje de sentir la música por completa.

Una de las sorpresas fue “VCR”, ya que es raro que la toquen en sus presentaciones. Oliver nos comentó que era cumpleaños de uno de los del staff y que la siguiente canción era su favorita. No, no cantaron las mañanitas, la introducción a I See You empezó, “Dangerous” para todos. Luego comenzaba el sonido tranquilo y prometedor que siempre es “Fiction”, seguido de “Shelter”. ¿Recuerdan que Jamie xx en su disco como solista tiene una canción en la que colabora Romy? Sí, “Loud Places”. ¿Alguna vez creyeron que en un concierto de The xx iban a saltar y bailar, que los iban a hacer sentir como si estuvieran en, no sé, Rhodesia? Una canción en manos de uno de los mejores productores claro que sucede. La presión que sentíamos cada uno no se iba a bajar pronto, si “Infinity” ya había elevado nuestras expectativas, “Loud Places” las confirmó. Se empezaron a despedir, pero la música seguía en pie.

Regresaron al cabo de un minuto y empezaba el primer sencillo de su último disco, “On Hold”. La segunda del encore fue “Intro” y cerraron su presentación con la canción más bonita que han escrito, “Angels”, la cual Romy nos dejó en claro que era especialmente para todos nosotros. Terminaron y nos dieron la sorpresa de que estarían encantados de poder regresar en noviembre para el Corona Capital. Ya escucharon organizadores, The xx tiene que ser headliner. Así que sin dudarlo, el festival contará con muchas asistencias.

Gracias The xx por hacer que su música mueva a personas y disfrutar de la gran calidad que nos han demostrado por tercera vez.

No Comments Yet.

Leave a comment