News GR

‘Load’, el sexto disco de Metallica, cumple su primer cuarto de siglo

Decía Alejandro Jodorowsky, según su concepción del tiempo, que si uno detiene el cambio, se acaba el tiempo; el permanente cambio es lo que nos da la ilusión del tiempo.

En ese sentido, y tomando en cuenta las palabras de Jodorowsky, 25 años, aunque pareciera una cifra corta en comparación con la vida humana, es, en realidad, un mar de años; un horizonte infinito de experiencias, aprendizajes, aciertos, desaciertos, fracasos; de vida y de muerte.

Para el 4 de junio de 1996, los cuatro miembros de Metallica, que ya pasaban los 30 años de edad, parece que habían entendido a la perfección las palabras de Alejandro Jodorowsky; una banda que, con 15 años de trayectoria (formada en 1981), se negaba a repetir fórmulas; se cerraba a la idea de recurrir al pasado para construir su presente.

Ya desde el lanzamiento de Metallica, conocido como el “Black Album”, Metallica había dado paso a una nueva faceta en su historia. Era claro que no querían ser siempre una leyenda del thrash metal, sino que querían expandir su sonido y adecuarse a lo que, en aquellos días, dictaba el tiempo.

Así, cinco años después de publicar Metallica -el álbum-, Metallica -el grupo- se sumergía en el terreno tan incierto de la experimentación, haciendo un llamado al viejo pretexto de “evolucionar”. “Era necesario”, decía la banda para justificar lo hecho en Load.

Metallica_Load_Era_02

Recluidos en su estudio, James, Lars y Kirk decidieron que era tiempo de cortar sus viejas cabelleras largas, las mismas que, muchas veces, se negaron siquiera a despuntar. Jason lo haría desde antes, durante el último tramo de la gira del “Black Album”.

DEBERÍAS LEER  Joey Kramer por fin vuelve a tocar la batería en Aerosmith

Las sesiones de grabación, que ocurrieron en un periodo entre mayo de 1995 y febrero de 1996, fueron, en sí, muy productivas, tanto que, incluso, surgió el material suficiente para un disco doble, pero no sucedió así.

El sonido de la banda, la misma que compuso canciones tan rápidas y vertiginosas como “Damage Inc.”, “Ride the Lightning”, “Disposable Heroes”, “Hit the Lights” o “Dyers Eve”, era otro. Sencillamente, se trata de otra Metallica, más orientada hacia el grunge de Alice In Chains y, sobre todo, en busca de esos fans del rock que nacían gracias a MTV.

De hecho, tanto con Metallica (1991) como Load y, posteriormente, ReLoad (1997) la apuesta era conquistar a un nuevo público; el mainstream cambió todo en la industria musical y Metallica así lo entendió: era momento de cambiar, lanzarse por un nuevo séquito de fans que poco tenían que ver con los que crecieron con el grupo desde aquella maqueta titulada No Life ‘Til Leather.

Como era de esperarse, la vieja legión de seguidores del cuarteto se sintió traicionada y calificaban de “vendidos” a Hetfield, Ulrich, Hammett y Newsted. Por otro lado, los nuevos escuchas abrazaron esta nueva era de Metallica, y ese era, al final, el propósito.

DEBERÍAS LEER  Disney confirma reparto y fecha de estreno del remake de 'Mi pobre angelito'

Metallica_Load

Pese a todo, Load no es un mal disco en su totalidad. Canciones como “The Outlaw Torn”, “Bleeding Me”, “Until It Sleeps” y “Mama Said” lo comprueban, pero, en términos generales, hablamos de un álbum olvidable y hasta intrascendente.

Su éxito, además de las ventas, radica en que, al final, Metallica conquistó a miles de fans en todo el mundo, los mismos que, hoy en día, llenan, por decir algo, tres veces el Foro Sol o hasta ocho veces el Palacio de los Deportes.

Producido por Bob Rock y la mancuerna Hetfield-Ulrich, Load podría entenderse como un experimento fallido, aunque, de entrada, ese era el riesgo. Creativamente, Metallica mostraba un poco de cansancio y en su interior, en su relación interpersonal, comenzaban a notarse los síntomas de lo que explotaría cinco años después, tras la salida de Jason Newsted.

Hoy, 4 de junio del 2021, Load está cumpliendo 25 años de vida y Metallica es un grupo totalmente distinto a aquel de 1996; el tiempo es su mejor aliado ahora y el cambio -el tan temido cambio- parece ya no ser una carga pesada, sino una constante evolución en su forma de ser y concebir su música.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *