News GR

La empresa del popular servicio de streaming Netflix intentó hacer que la ley revocara la demanda impuesta por la famosa jugadora de ajedrez, pero falló por completo.

Hace poco, un comunicado lanzado por Deadline dio anuncio de la demanda impuesta por Nona Gaprindashvili, una destacada ajedrecista georgiana, contra la popular serie de Netflix, Gambito de Dama – 93%.

Dicha acción legal acusa al programa de difamación y sexismo en contra de su imagen como jugadora profesional. El enfado que dio paso a la demanda surgió de un diálogo en donde quitan mérito a la carrera de Gaprindashvili para enaltecer el logro de la protagonista en la serie.

Lo único inusual en ella [la protagonista], en realidad, es su sexo, e incluso eso no es único en Rusia; Está Nona Gaprindashvili, pero es la campeona mundial femenina y nunca se ha enfrentado a hombres.

Gaprindashvili marcó la historia al popularizar y difundir el ajedrez femenino entre las décadas de los 60 y 70, y se posicionó como la primera mujer en conseguir el título de Gran Maestro de la Federación Internacional de Ajedrez.

Para la época en la que toman lugar los eventos del programa, Nona Gaprindashvili ya había ganado numerosos campeonatos y se había enfrentado a algunos de los mejores ajedrecistas masculinos del mundo.

La demanda por tal difamación, busca conseguir US$ 5 millones a favor de Nona, lo que ciertamente representa un importante golpe financiero para la empresa del popular servicio de streaming.

Netflix ya había tomado cartas en el asunto y pidió que el caso fuera descartado. Sin embargo, el plan de la compañía no resultó como esperaba, pues un juez federal negó la desestimación de la queja de este notable ícono del ajedrez soviético, por sexismo e inexactitud histórica que dicha serie mostró sin pensarlo dos veces.

La jueza federal de distrito, Virginia A. Phillips, escribió lo siguiente en el fallo en contra de Netflix revelado el día de ayer:

Netflix no cita, y el Tribunal no tiene conocimiento, de ningún caso que excluya las demandas por difamación por la representación de personas reales en obras ficticias. El hecho de que la serie fuera una obra ficticia no aísla a Netflix de la responsabilidad por difamación si todos los elementos de la difamación están presentes.

Ciertamente, la acusación tiene bases sólidas, por lo que es muy difícil imaginar a Netflix ganando el caso. La difamación es un delito serio penado por la ley y en este caso se expuso mundialmente a través de la plataforma. De cualquier manera, tendrá que pasar algún tiempo para que la ley dicte quien tiene la razón entre las dos partes y saber a favor de quien se realiza el fallo.

A continuación te dejamos un extracto de la demanda de Nona Gaprindashvili en contra de Netflix:

La acusación de que Gaprindashvili ‘nunca se ha enfrentado a hombres’ es manifiestamente falsa, además de ser extremadamente sexista y denigrante. Para 1968, año en el que se desarrolla este episodio, había competido contra al menos 59 ajedrecistas masculinos (28 de ellos simultáneamente en una partida), incluidos al menos diez Grandes Maestros de esa época, entre ellos Dragolyub Velimirovich, Svetozar Gligoric, Paul Keres, Bojan Kurajica, Boris Spassky, Viswanathan Anand y Mikhail Tal. Los últimos tres también fueron campeones mundiales durante sus carreras.