News GR

Cuando un joven Morrissey escribía reseñas de bandas, discos y conciertos

Tal parece que Steven Patrick Morrissey, el siempre polémico Moz arrastra la crítica y la controversia desde mucho antes de que fuera conocido como el prodigioso cantautor que fue con The Smiths y posteriormente como solista. Y es que hay una faceta de su pasado no muy conocida por muchos, que nos remonta quizás a sus verdaderos orígenes con la música, cuando precisamente era un duro y exigente analista de bandas y sus discos. Es decir, cuando era un periodista musical.

Fueron varias revistas o fanzines que publicaron algunas de sus reseñas que previamente eran enviadas para su aprobación, más regularmente en Record Mirror, NME, Sounds, Alternative Ulster y Melody Maker, en las que entre los años 1974 y 1981 el joven Steven (antes y durante sus primeros 20s de edad) tuvo la oportunidad de despotricar «netas» (desde su perspectiva, claro) sobre álbumes y conciertos de algunos artistas en boga de aquél periodo, tales como Depeche ModeRamonesThe Cramps, SparksAerosmithWasted Youth, New York Dolls, Sex Pistols y Patti Smith, entre otros. Y vaya que tuvo para repartirles a todos.

DEBERÍAS LEER  El aterrador nuevo villano de Doctor Strange 2 visto en un nuevo arte promocional

Por ejemplo, en Melody Maker en 1976 a los legendarios Ramones los describió como «basura» y un grupo «sin talento». Insinuaba que eran adulados por fans manipulados o engañados, y que musicalmente no ofrecían variantes de ningún tipo ya que su regla era ser lo más «incompetentes como fuera posible». Y por si fuera poco, indirectamente tuvo un codazo (¿o guiño?) para Iggy Pop, ya que decía que eran bandas como Ramones las que hacían lucir a los Stooges como unos verdaderos maestros para los conciertos.

Para Sparks tuvo muchas flores que aventar, pues e 1974 en NME (UK) describió su álbum Kimono My House como el LP del año, y dijo que todos los tracks que lo incluyen son brillantes. Para los Sex Pistols también tuvo algunos piropos, ya que en 1976, después de verlos en vivo en Mánchester, les¡ reconoció esa actitud «exhibicionista» a su vocalista Johnny Rotten y habló de su obra como una influencia muy bien producida de The New York Dolls.

DEBERÍAS LEER  Vans prepara nueva colección de tenis con el MoMa de Nueva York

Luego, en 1981 a Depeche Mode no les fue muy bien que digamos en su review para Record Mirror, pues se refirió a su música como un «disparate sofisticado». Remató diciendo que quizás no serían el grupo más aburrido que alguna vez hayan caminado por el planeta Tierra, pero que estaban en el camino de serlo.

 

Por supuesto no todas sus reseñas afirmaron que la música de los 80’s era una basura, ya que también se dedicó a alabar a una de las bandas que hasta ahora sigue siendo una de sus favoritas, The Cramps, con la que se clavó desde aquél show que ofrecieron en Mánchester cuando Morrissey apenas tenía apenas 21 años.

Lamentablemente (o afortunadamente, más bien), el Moz dejó de lado esta profesión debido a varios rechazos de ciertas publicaciones de mucho reconocimiento como NME, por lo que decidió continuar su camino desde otra trinchera, la que lo llevó a formar su banda The Smiths. Y lo que ocurrió después fue historia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.