News GR

El último concierto de Ronnie James Dio

29 de agosto de 2009 El cantante Ronnie James Dio da su último concierto junto a Heaven And Hell en Atlantic City de Estados Unidos
Aunque no sabían que iba a ser su último show, unos pocos afortunados tuvieron la oportunidad de escuchar, por última vez, la voz de Ronnie James Dio en el House of Blues de Atlantic City un 29 de agosto de 2009, cuando, cansado pero contento, el vocalista dio una última y magistral actuación.
Esa fue la última vez que Dio cantó en público. Unos meses después, se supo que fue diagnosticado con cáncer de estómago. “Estamos empezando el tratamiento inmediatamente”, dijo su esposa Wendy en un comunicado. “Después de matar a su dragón, Ronnie volverá al escenario, donde pertenece, haciendo lo que ama y cantando para sus fanáticos. Gracias a todos los amigos y seguidores de todo el mundo que han estado enviando mensajes de recuperación. Eso en serio lo ha ayudado a mantener su buen ánimo”.
A principios de los 80, la combinación entre Black Sabbath y el exlíder de Rainbow, Ronnie James Dio, fue tan explosiva que se destruyó tras dos álbumes inolvidables. En los 90 lo intentaron de nuevo, pero esta vez solo duró un LP (el subestimado Dehumanizer), antes de que las viejas tensiones regresaran y se separaran otra vez. En el 2007 lo volvieron a intentar y salieron de gira bajo el nombre Heaven and Hell, tocando únicamente canciones de la era Dio en Sabbath. Para sorpresa todos, llenaron sus conciertos así no tocaran Iron Man o Paranoid.
Esta vez, Dio y los muchachos eran más viejos y sabios y lograron mantener la gira por años, compartiendo el escenario con Alice Cooper, Motörhead y Judas Priest. El cantante ya tenía más de 60, pero su voz no había perdido energía, lo que se notaba cuando la banda la estallaba noche tras noche con clásicos como Neon Knights, Heaven and Hell y Die Young. En 2009 sacaron el LP The Devil You Knowy de nuevo salieron en otro tour, que cerró el 29 de agosto de 2009 en House of Blues de Atlantic City. Acá está la presentación de Children of the Sea esa noche.
Junto a Tony Iommi, Geezer Butler y Vinny Appice, Dio había grabado, en 2007, tres nuevas canciones para un recopilatorio de Black Sabbath y, al final, acabó girando junto a ellos. Bajo el nombre de Heaven and Hell, la agrupación fue cálidamente recibida por fanáticos de todo el mundo. A fin de cuentas, verlos a ellos era ver una de las facetas más populares de la legendaria banda inglesa, precursora del heavy metal. Fue justo aquel año -2009- cuando, además, publicaron un nuevo disco, ‘The Devil You Know’.
La idea llegó en una gira por Japón, cuando los miembros de la banda salieron a cenar juntos y, mientras hablaban y tomaban algo, decidieron que era el momento de ponerse a componer juntos para grabar un nuevo disco. Todo iba viento en popa.
El tour comenzó un 5 de mayo e incluyó fechas en grandes festivales de la talla del Wacken Open Air alemán. Sin embargo, a Ronnie no le importaba cuánta gente hubiera en cada concierto, él tenía claro que cada vez que se subiese a las tablas tenía que dar el 100% y conectar con la gente. “No importa cuánta gente haya, nunca es un concierto más”, explicaba Dio en una entrevista durante aquel tour. “Prefiero tocar en lugares pequeños desde un punto de vista personal, pero solo porque, con audiencias grandes, pierdes el toque personal con la gente. No puedo ver a la persona número 70.000 que está saludándome desde atrás. Muchos músicos prefieren tocar para gente a la que pueden ver y sentir. Parte de la experiencia de ser un músico, con cualquier público, es poder establecer una conexión con ellos”, finalizó.
Llegó el verano y, Dio terminó la gira con aquel concierto en Atlantic City. Sin embargo, el cantante quería más. “Vamos a grabar otro disco y estoy seguro de que seguiremos girando”, decía. Y es que Heaven & Hell, tras años de idas y venidas, tenía la intención de ser una formación fija. Lo siguiente para ellos era una gira por Europa que tendría lugar entre noviembre y diciembre de 2009. Tan solo había que esperar a que Iommi se recuperase de una operación en su mano y todo continuaría.
El grupo terminó cancelando sus conciertos de 2010 y Dio mantuvo un perfil bajo después del anuncio sobre su salud, pero los fanáticos recuperaron su optimismo cuando fue a los Golden God Awards en Los Ángeles para recibir el premio a Mejor cantante de metal el 8 de abril de 2010. “Es genial volver a estar entre las personas”, le dijo a un público emocionado después de hacer su icónica señal de los cuernos con la mano. “Especialmente porque ha pasado un tiempo desde que pude hacer esto. Pero me siento bastante bien y no puedo esperar a volver al escenario”.
Tristemente, eso no sucedió. Un mes después murió. Menos mal había una cámara esa noche en Atlantic City para capturar la última presentación de unos de los mejores vocalistas en la historia del rock.
Dio falleció el 16 de mayo de 2010 a los 67 años. Aunque nos queda su legado, todos aquellos planes nunca se llegaron a cumplir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *