News GR Reseñas

Así se vivió la primera edición del Pa’l Norte Virtual, con la música como estandarte

Se llevó a cabo la primera edición del Festival Pa’l Norte en su modalidad virtual, una experiencia distinta en donde la música, como nunca antes, fue el estandarte.

De un año a la fecha, con todas las complejidades de la realidad, la música (el arte, en general) ha servido como salvavidas, como bálsamo, como esas amistades que necesitamos a raudales en estos tiempos de encierro obligatorio.

Esa fue, a grandes rasgos, la esencia del Pa’l Norte Virtual, un festival que surge como respuesta a la necesidad de vivir, aunque sea a la distancia, la experiencia de un evento de tal magnitud. “Reunirnos” con los amigos, cada uno desde su hogar, y disfrutar de la música en cualquiera de sus géneros.

Más que un concierto online, como muchos que hemos presenciado en Grita Radio, lo del Pa’l Norte fue una experiencia virtual; un escenario en una especie de universo paralelo donde no hay pandemia; hay felicidad. Hay música.

Así, bajo esa premisa, en punto de las 16:00 horas arrancó la celebración, arrancaron las canciones, mismas que dejarían de sonar pasadas las 23:00 horas del día de ayer. Muchos géneros, muchas cosas qué decir de este festival que se tuvo que vivir a la distancia.

A lo largo de tres escenarios (el TECATE, el OXXO y el KIA), artistas de la talla de Caloncho, Siddhartha, Enjambre, Drake Bell, Molotov, Sebastián Yatra, Mon Laferte, The Hives, Intocable, Gera MX + Sabino, entre otros más, lograron sacar del trance a la audiencia que se hacía sentir desde los chats en vivo.

Pero, vayamos por partes, pues el encargado de bajar el telón fue Caloncho con sus canciones que invitan, desde siempre, a no dejarse vencer y buscar una alternativa para ser feliz. Un set lleno de esa buena vibra que ha caracterizado al músico.

Siddhartha, el siguiente en la lista, le puso el toque introspectivo a un festival que apenas había iniciado pero que ya comenzaba a dar indicios de una gran jornada virtual.

Así, poco a poco, fueron cayendo los minutos hasta llegar a Enjambre, que ofreció algo de lo mejor de su repertorio, una de esas bandas infalibles en cualquier festival, ya sea presencial o en modo online.

El ruido se hacía notar con cada agrupación que “subía” al escenario, siendo Molotov esa bomba, valga la redundancia, que hacía falta para hacer estallar y dirigirnos hacia lo mejor del festival.

Ya en la noche, pasadas las 20:00 horas, el romanticismo de Mon Laferte y su inseparable sentimiento aparecía en la pantalla para gritarnos sus mejores lamentos, sus mejores temas.

Por otro lado, en el escenario TECATE, The Hives continuaba el estallido que había caído con la presencia de Molotov. Los suecos, siempre agradecidos, pusieron su granito de rock en el Pa’l Norte Virtual, que se preparaba para la gran sorpresa.

A las 21:30 horas, con un set de 15 minutos aproximadamente, Belinda se convirtió en el centro de la noche y del festival, haciendo valer su presencia con mucha energía y un despliegue musical lleno de actitud. Así era como iniciaba el fin de la velada.

De un lado Martin Garrix, por otro Intocable y en el último Gera MX + Sabino, tres actos que, cada uno con su propio estilo, le dieron punto final a esta primera edición virtual de uno de los festivales más importantes de nuestro país: el Pa’l Norte.

Sí, sabemos que la experiencia no es la misma; que la música no se disfruta igual desde una pantalla. Pero, a decir verdad, si algo aprendimos ayer fue que, sobre todo, importa la música, importan las canciones y, más que eso, importan los artistas.

Ellos -los artistas- son infalibles, sin importar el género musical al que “pertenezcan”. Ellos/Ellas, artistas todos, han hecho lo más arriesgado y admirable desde hace un año que inició la pandemia: salvarnos. Como siempre.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *