Grita Sports

Hamilton se alía con la suerte para sellar récord de victorias en casa

El Gran Premio de Gran Bretaña se quedó en casa con la séptima victoria de la temporada de Lewis Hamilton, una vez más de que el campeonato también nos puede regalar grandes carreras de forma regular.

La victoria iría a parar a manos del de casi siempre, Lewis Hamilton, aunque el espectáculo estaría claramente por detrás, con un maravilloso segundo capítulo del duelo entre Charles Leclerc y Max Verstappen en el que Sebastian Vettel pondría la nota negativa.

Carrera programada a 52 vueltas en las que la temperatura y en la capacidad de que los pilotos pudieran hacer trabajar a los neumáticos sería clave para determinar el ganador de este décimo Gran Premio de la temporada.

Sebastian Vettel supera a Pierre Gasly en el arranque, situándose a espaldas en este caso de Verstappen, aunque si el sofocante calor que los acompañó a los competidores en el pasado GP de Austria, los hombres de la firma de la estrella abrían hueco rápidamente.

Ya en la vuelta cuatro Lewis Hamilton le lanzaba el primer ataque a su compañero de equipo, adelantando por fuera a Bottas en la entrada a la curva de Brooklands. Sin embargo, el finés salía muy cerca de su compañero de equipo de una Luffield en la que los aficionados enfervorecidos del británico animaban sin descanso a Lewis, devolviéndole la jugada Valtteri en Copse.

Para entonces, tanto Romain Grosjean como Kevin Magnussen ya empezaban a ocupar las últimas dos posiciones tras un toque entre ambos en la salida de Aintree en el inicio de la carrera. Antes de llegar a la décima curva el danés estaba tomando por segunda vez rumbo a los boxes para ya retirar definitivamente el HAAS por un problema con los pedales, mientras que Romain Grosjean haría lo propio en el undécimo giro.

Los Red Bull estaban preparados para ser protagonistas, no solo por su homenaje a 007, sino que también con el gran nivel mostrado por sus dos pilotos, de esmoquin, sabedores de que el neumático blando de Ferrari no iba a aguantar muchas vueltas, ya mostrando la goma delantera izquierda de Leclerc algunos síntomas de blistering.

DEBERÍAS LEER  Sergio Pérez busca a recuperar terreno en Paul Ricard

Verstappen atacaba a Charles que se defendía con uñas y dientes como ya había prometido, mientras que Vettel aprovechaba para acercarse al grupo, con Gasly a la expectativa.

Sebastian lo intentaría, pero no podría superar a Max, algo que le permitía a Pierre recortar esos metros que necesitaba para poder adelantar al germano.

La batalla entre ambos se recrudece, con Leclerc muy duro en su defensa de la cuarta plaza (Sebastian Vettel estaba alargando mucho su stint inicial con una estrategia completamente distinta), llevando a Verstappen al límite.

El Safety Car se desplegaba en esos momentos, lo que permitía a Lewis Hamilton y Sebastian Vettel parar sin perder mucho tiempo, algo que elevaba al británico a la primera plaza y al germano a la tercera.

Verstappen paraba y ponía el duro, mientras que Leclerc hacía lo propio una vuelta más tarde, saliendo por detrás de Verstappen. El monegasco perdía posiciones por la poca reacción de Ferrari, pero con la fortuna de que el grupo todavía no estaba agrupado.

Carlos Sainz Jr. era el otro gran beneficiado por el Safety Car, situándose séptimo y por delante de Lando Norris una vez ya realizada la parada, precisamente en el momento en el que se escuchaba a Charles recriminándole al equipo el haber perdido la plaza.

Si se esperaba mucho de la batalla en la salida de los de delante, lo cierto que era la zona media la que se animaba, con Albon abalanzándose sobre Lando Norris en la lucha entre británicos a la que se sumaban los dos Renault y Checo Pérez con el Racing Point.

DEBERÍAS LEER  Ferrari quiere la revancha sobre el asfalto en Francia

El mexicano era el mayor damnificado del intercambio de golpes, dañando el alerón delantero con el toque contra Hülkenberg y teniendo que parar en boxes.

Leclerc no podía superar a Verstappen a pesar de utilizar las mismas armas que el de Red Bull, algo que parecía haber dañado el SF90 en su parte delantera izquierda y que le llevaba a bajar el ritmo y perder la estela de Max durante unas vueltas, lo necesario para que desde el muro le dijeran a Pierre que dejara pasar al neerlandés que se lanzaba a por Vettel.

Obligado a parar, último y con 10 segundos de penalización Vettel seguía en pista ya sin objetivos, mientras que la emoción se centraba en esos momentos en ver si Carlos Sainz Jr. también podría contener a Daniel Ricciardo en la lucha por la sexta posición después de que Verstappen pudiera seguir con algunos daños en la carrocería que le hacían empeorar ligeramente su ritmo.

El madrileño conservaba la plaza en una lucha muy inteligente con Ricciardo, mientras que Lewis Hamilton conseguía la sexta victoria en el Gran Premio de Gran Bretaña, la séptima de la temporada y la 80 de su carrera deportiva (se sitúa a 11 de Michael Schumacher).

Valtteri Bottas ponía los neumáticos blandos para tratar de lograr una vuelta rápida que también sería para Hamilton. Charles Leclerc sumaba otro podio con la tercera plaza, seguido por Gasly y Verstappen en el Top 5.

Tras Ricciardo, séptimo, finalizaban Kimi Räikkönen, Daniil Kvyat y Nico Hülkenberg. Desastre para HAAS, sonrojante para Vettel y una lástima para Giovinazzi en una de sus mejores carreras.

Información y Fotos: Formula 1
Por Octavio Paquini/@octavio_paquin
También puedes leer: Anthony Davis apunta al anillo en su presentación con los Lakers

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *