Galerías

La Gusana Ciega en Sala Estelar

La Gusana Ciega, por su parte, no estuvieron solos, sino que se adornaron con la voz de Madame Récamier, dándole un toque particular y diferente a cada una de las canciones interpretadas.

Madame Récamier le otorgó a la banda -y a sus canciones- un sabor muy distinto; su voz se amoldó perfectamente a lo que La Gusana Ciega presentó anoche. Una noche, íntima y acústica, que sorprendió a más de uno.

En punto de las 20:00 horas, la pantalla de Sala Estelar volvió a ser el espacio por y para la música, como lo ha sido desde el inicio de esta locura llamada “pandemia” que, de paso, nos ha dejado, entre muchas otras cosas, sin la experiencia del concierto en vivo.

DEBERÍAS LEER  Babasónicos en el Auditorio Nacional

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *