News GR

Macaulay Culkin habló sobre su audición para “Había una vez en Hollywood” y sobre su relación con Michael Jackson

En entrevista con Esquire, la estrella de Mi pobre angelitoMacaulay Culkin afirmó a ver intentado regresar al mundo de la actuación. En este caso, el actor de 39 años audicionó para la más reciente película de Quentin Tarantino Once Upon a Time in Hollywood.

“Mi audición fue un desastre. No me contrataron. Hice un casting horrible en todo caso y esa fue mi primera audición como en ocho años. La gente asume que soy un loco, o un chiflado, o dañado. Un extraño. Resquebrajado. Y hasta el año pasado o hace dos, realmente no me ponía fuera de todo ello a mí mismo. Así que puedo comprender eso. Es también como, ‘bien, a todos, paren de actuar tan sorprendidos, estoy relativamente bien ajustado de la cabeza”, comentó el actor.

Culkin no quiso revelar para qué papel hizo la audición, no obstante, el actor pudo volver a la gran pantalla en Changeland, la película del año pasado dirigida por Seth Green. 

Por otro lado, el Macaulay Culkin habló en la misma entrevista sobre su relación con el difunto rey del pop Michael Jackson. El actor no habló sobre las acusaciones de pedofilia del cantante pues “él sólo puede y quiere hablar de lo que vivió a su lado”.

DEBERÍAS LEER  Románticos de Zacatecas entrevista (video) nuevo show en sala estelar y sencillo

“Mira, voy a empezar diciendo lo siguiente, y no es una frase cualquiera, es la verdad: nunca me hizo nada. Nunca le vi hacer nada”, afirmó Macaulay. “No tengo ninguna razón para callarme, especialmente en este punto en el que nos encontramos. El hombre ya no está entre nosotros. Y en cualquier caso, no voy a decir que quedaría bien ni nada parecido, pero sí es cierto que ahora sería un buen momento para hablar. Si tuviera algo que decir, lo haría, pero no lo tengo. Nunca vi nada. Nunca hizo nada.”

Además contó una anécdota que tuvo al encontrarse al acto James Franco, con el que tuvo una incómoda conversación:

“Me crucé con James Franco en un avión. Nos habíamos visto dos o tres veces a lo largo de los años. Lo saludé con un gesto mientras poníamos las maletas en los compartimentos de cabina. ¿Qué tal estás? Bien, ¿tú? Lo típico… Fue justo después de que saliera a la luz Leaving Neverland y él me dijo: ‘Vaya con el documental’. Eso fue todo. Yo le respondí: ‘Ajá’, y me quedé en silencio. Él siguió insistiendo: ‘¿Qué te pareció lo que cuenta?’. Me di la vuelta y le dije: ‘¿A ti te apetecería hablar ahora mismo de tus amigos muertos?’. Me contestó tímidamente que no, y entonces le dije que había estado bien verlo y me fui.”

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *