News GR

Muere Olivia de Havilland, última superviviente del Hollywood clásico

 

La actriz de ‘Lo que el viento se llevó’, que residía desde los años sesenta en París, ha fallecido a los 104 años

Solo quedaba ella, la última superviviente del cine clásico de Hollywood. Este domingo fallecía a los 104 años de edad Olivia de Havilland, actriz británico-estadounidense que participó en hitos cinematográficos de los años treinta y cuarenta del siglo pasado como Lo que el viento se llevó, película en la que interpretó el papel de Melania, rivalScarlett O’Hara por el afecto de Ashley Wilkes

Hermana de la también actriz Joan Fontaine, fallecida en 2013, con la que pasó enemistada buena parte de su vida, De Havilland residía discretamente en París desde los años sesenta. A lo largo de su trayectoria, la intérprete participó en títulos icónicos como Las aventuras de Robin Hood, Nido de víboras y La Heredera. La noticia de su fallecimiento ha sido confirmada por su antigua abogada Suzelle M. Smith a la revista Variety. “Anoche, el mundo perdió un tesoro internacional, y yo perdí a una amiga y cliente querida. Murió en paz en París”. 

DEBERÍAS LEER  Mira el trailer de 'Before We Was We', un nuevo documental sobre Madness

Nacida en Tokio el 1 de julio de 1916, De Havilland era hija de un abogado británico residente en Japón y la también británica Lilian Fontaine, actriz como sus dos hijas. La intérprete ha fallecido en la capital de Francia, “el único país donde me siento de verdad en casa”, como solía decir. En ocasión de su 104 aniversario, el pasado 1 de julio, la revista Paris Match recordaba que la estrella de Hollywood se casó en en 1955 con uno de sus reporteros, Pierre Galante, con quien tuvo a su hija Gisèle, también periodista en la revista parisina. Una década más tarde, se convertía, en 1965, en la primera mujer que presidía el festival de Cannes. 

La pareja se separó en 1962 pero no se divorció hasta 1979. Incluso entonces, recordaba Paris Match, siguieron siendo muy cercanos hasta la muerte del periodista en 1998, a los 88 años. De Havilland seguía viviendo en un lujoso piso de la calle Benouville, en el centro de París. 

DEBERÍAS LEER  Cultura Profética presenta nuevo disco y gira por México

En el momento de mayor esplendor de su fama, en la década de los cuarenta, De Havilland se alzó con dos premios Oscar, el primero en 1946 por La vida íntima de Julia Norris y tres años después por su papel en La heredera.En la actualidad, era la última superviviente del reparto de Lo que el viento se llevó y también la última representante del cine clásico de Hollywood tras laa muerte de Kirk Douglas a los 103 años el pasado febrero. Durante su carrera actriz puso en jaque a los grandes estudios de Hollywood, al llevar a juicio a Warner para luchar por el derecho de los actores a negociar mejores contratos

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *