News GR

Nick Cave: ‘cancelar la cultura es mala religión enloquecida’

 


Músico australiano critica la negativa de la gente a participar en “ideas difíciles”

La corrección política tiene un “efecto asfixiante en el alma creativa de una sociedad”, según Nick Cave, quien ha criticado “cancelar la cultura” en su último boletín donde lo llama “la mala religión enloquecida”.

En su último boletín de Red Hand Files, se le preguntó al músico australiano qué piensa de la cultura de cancelación. En respuesta, condenó la negativa de la gente a comprometerse con “ideas difíciles” y afirmó que avanzar hacia una sociedad más igualitaria podría significar la pérdida de valores esenciales.

“La corrección política se ha convertido en la religión más infeliz del mundo”, escribió. “Su otrora honorable intento de reimaginar nuestra sociedad de una manera más equitativa ahora incorpora todos los peores aspectos que la religión tiene para ofrecer (y nada de la belleza): certeza moral y justicia propia despojada incluso de la capacidad de redención”.

Añadió que cancelar la negativa de la cultura a comprometerse con ideas incómodas tuvo un efecto asfixiante en el alma creativa de una sociedad, y que la creatividad podría golpear las creencias fundamentales y, al hacerlo, generar nuevas formas de ver el mundo.

“Esta es la función y la gloria del arte y las ideas”, dijo. “Una fuerza que encuentra su significado en la cancelación de estas ideas difíciles obstaculiza el espíritu creativo de una sociedad y ataca la naturaleza compleja y diversa de su cultura”.

DEBERÍAS LEER  La Vela Puerca y ese sentimiento sudamericano invadiendo el stream

El músico, que recientemente realizó un concierto en vivo en el Alexandra Palace, que fue descrito como “la respuesta más elaboradamente creativa hasta la fecha a las restricciones del encierro”, terminó con una pregunta retórica. “Somos una cultura en transición”, escribió. “Y puede ser que nos encaminemos hacia una sociedad más igualitaria, no lo sé, pero ¿qué valores esenciales perderemos en el proceso?”

Cave ha discutido regularmente temas de conversación contemporáneos en su boletín, que comenzó en septiembre de 2018, como por qué él y su banda Bad Seeds decidieron tocar en Israel y no respaldar el movimiento de Boicot, Desinversiones y Sanciones.

También ha respondido a temas más personales, como sus vivencias con el duelo tras la muerte de su hijo de 15 años, Arthur, en 2015, y ha respondido consultas más abstractas, como “¿qué es la timidez?”.

Recientemente, escribió una carta de seguimiento dirigida a los fanáticos implorando que dejaran de enviar correos electrónicos a los fabricantes de pianos italianos Fazioli después de que dijo que había tocado uno de sus pianos en el concierto del Alexandra Palace, escribiendo una cuenta embellecida y gonzo de su gerente tratando de adquirir uno para él.

Cave había dicho anteriormente que “el nuevo fanatismo moral que está descendiendo sobre nuestra cultura podría ser algo bueno”, luego de que un fan le preguntara en 2019 sobre el ajuste de cuentas que estaba reverberando en el mundo de la música después de #MeToo.

DEBERÍAS LEER  Panteón Rococó, La Castañeda, Tijuana No, Inspector y más en El Bravo Fest

“La música rock contemporánea ya no parece tener la fortaleza para lidiar con estos enemigos de la imaginación, estos enemigos del arte, y en esta forma actual tal vez no valga la pena salvar la música rock”, escribió. “El permafrost del puritanismo podría ser el antídoto para el cansancio y la nostalgia que se apodera de él”.

En julio, varios autores reconocidos e intelectuales públicos firmaron una carta abierta que se publicó en la revista Harper’s diciendo que la difusión de la censura está conduciendo a una intolerancia de puntos de vista opuestos y una boga por la vergüenza pública y el ostracismo.

JK Rowling, Salman Rushdie y Margaret Atwood estuvieron entre los signatarios que reconocieron que “las poderosas protestas por la justicia social y racial están dando lugar a demandas atrasadas de reforma policial, junto con llamamientos más amplios para una mayor igualdad e inclusión en nuestra sociedad”. La carta prosiguió criticando lo que llamó “un nuevo conjunto de actitudes morales y compromisos políticos que tienden a debilitar nuestras normas de debate abierto y tolerancia de las diferencias a favor de la conformidad ideológica”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *