News GR

Lenny Kravitz explota contra los guitarristas supuestamente “virtuosos”

Podrán tocar notas a una velocidad insólita pero… ¿saben hacer lo básico? Lenny Kravitz cree que no

En una nueva entrevista con Guitar World , Lenny Kravitz ha cargado contra los guitarristas “virtuosos” o, más bien, contra los denominados “shredders”, hachas que saben tocar increíblemente rápido, haciendo gala de técnicas vistosas y complejas. Aunque el solo de guitarra parezca estar de capa caída, cada vez son más los artistas que, sobre todo en las redes sociales, hacen gala de su virtuosismo a las seis cuerdas.

Sea como fuere, esto no termina de convencer a Lenny, que explica lo siguiente: «Creo que todo eso está ahí fuera. Pero ves las tendencias en Instagram con los músicos, donde todo se trata de la velocidad, ¿sabes? Hay mucho de eso, ¿verdad? Y, ya sabes, James Brown solía decir: ‘Hablar alto pero no decir nada’, así que puedes tocar un millón de notas y no tener absolutamente ningún sentido de la sensación, el ritmo o la intensidad. Y luego B.B. King podía coger una cuerda, una nota, un dedo y tumbar una puta montaña, ¿no? Así que creo que los músicos deberían pensar más en la sensación, la dinámica y la emoción, si es que piensan en algo«.

«Recuerdo que cuando crecí en el instituto, el que podía hacer un shred más rápido era el más impresionante, pero no se preocupaban por la parte rítmica en sí. Puede ser un acorde, una jam funk o si tocabas como Bob Marley y los Wailers, y tu trabajo es ese», prosigue Kravitz.

«O podría ser como si estuvieras interpretando a James Brown, y tu trabajo es entrar y hacer lo que esa música requiere y no moverte. Ese es tu trabajo. Estos tipos que pueden tocar un millón de notas, el 99% de las veces no podrían hacer esas cosas consideradas ‘sencillas’ porque esas cosas no son sencillas. Sentirse bien y marcar el ritmo es un regalo en sí mismo«.

Para Kravitz, la clave de su estilo a la hora de tocar gira en torno “al arte de no tocar de más”.

«Sí, si es algo con lo que nací, lo he cultivado con el tiempo. Lo importante para mí es que, ya sabes, hay mucha gente que pensaría: ‘Oh, eso es muy sencillo’. He tenido muchos músicos que vienen a hacer una audición y a tocar en la banda, y les das la parte más sencilla, y piensan: ‘Oh Dios, esto no es nada’, pero no saben tocarla.»

«Así que siempre es muy difícil; no siempre es tan sencillo. Se trata del ambiente y de cómo hablas. Y a mí me encanta lo que hago. Me apasiona lo que hago en el estudio. Es mi lugar favorito. Me encanta crear en el estudio y componer estos paisajes musicales. Para mí es mágico».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *