News GR

A la chita nada callando, los sevillanos Segunda Comunión se están convirtiendo en una de las (más agradables) revelaciones de la temporada. Tras tres singles consecutivos tan bien acogidos como «Mis poderes«, «Espejismo» y ese remix creado por Curro Morales (Califato 3/4, Narco) de «Siempre voy corriendo«, por fin podemos disfrutar el resto de canciones que conforman su esperadísimo debut, el EP que también bajo el nombre de «Segunda Comunión» nos invita a una de las celebraciones paganas más vibrantes de la temporada. Tras su celebrado paso por el reciente Flores Fest, la banda estará actuando el sábado 22 de abril en Annunaki’s Club de Aracena, Huelva, y el sábado 6 de mayo en el Festival Orbitando de Utrera, Sevilla.

Podrían parecer unos recién llegados con un debut bajo el brazo, pero los miembros de Segunda Comunión ya pueden presumir de cierta veteranía. JL Postigo se cuelga el bajo y le da a las programaciones tras su paso por Killdacane y The TractorAgu Madeiro, de Narco, también anda tras las programaciones y suma sintetizadores y cajas de ritmos; y Josué Oliva da un paso al frente con voces, guitarras y theremin. Juntos y revueltos estos tres sospechosos habituales de la escena sevillana presentan ahora su debut como banda, titulado también «Segunda Comunión« y que cuenta con la hábil mezcla y cuidada masterización de Jacobo Fernández.

Como otros proyectos surgidos en tiempos pandémicos, los miembros de Segunda Comunión decidieron un tanto hastiados por el encierro obligatorio jugar con otros géneros musicales a los que no estaban habituados y salir de su zona de confort. «Para el EP elegimos entre los más de quince temas que finalmente teníamos», nos cuentan sobre el proceso de cocción a fuego lento de un debut así. «Intentamos compactarlos y que fueran algo así como un viaje por nuestras vivencias durante casi dos años de estudio. Comienza con un golpe en la mesa, ‘Invisible’, para seguir en modo llano con ‘Comunicando’ y ‘Mis poderes’, donde se va cocinando la tragedia que llega con ‘Espejismo’ y la rutina de ‘Siempre voy corriendo’«.

Y más allá de música por compartir, «Segunda Comunión» también tienen historias por contarnos. Siempre con lo cotidiano como fuente de inspiración, sus letras son tan costumbristas como pegadizas. «Hablan de encierro, de falta de comunicación, de intentos de olvidar, de desamor, de rutina, de pasar inadvertido para los demás, de cambios…», nos confiesan ellos mismos. «Fue el tiempo que nos tocó vivir durante la creación del proyecto, toque de queda incluido». ¿Quién nos iba a decir que de tiempos aciagos como aquellos íbamos a acabar teniendo motivos para bailar?

Vayamos preparando nuestras caderas, pues el sábado 22 de abril Segunda Comunión estarán repartiendo sus salmos en Annunaki’s Club de AracenaHuelva, y el sábado 6 de mayo en el Festival Orbitando, de UtreraSevilla.