News GR

Parte fundamental para el reconocimiento de un álbum es la portada, la imagen, la funda, la pasta, el cover, la tapa o un sinnúmero de nombres que recibía la carta de presentación de un LP o un CD. El concepto icónico reflejaba la idea o filosofía del artista en cuestión que editaba su música y trataba de hacer mas atractivo su concepto incorporándole mensajes visuales. Y en varias producciones trascendentales, la fotografía de un niño o niña fue peculiarmente usada para ser identificada y asociada de inmediato a la banda o solista. Y es aquí, donde recordaremos estas famosas tapas, pero mas que a la composición visual, indagaremos quienes eran esos niños y que ha sido de ellos.

BLIND MELON, BLIND MELON. (1993)

La portada del disco debut y homónimo de los californianos de Blind Melon, fue sin duda una marca en rock alternativo de los 90. La imagen de una niña con un disfraz de abeja, es la fotografía Georgia Graham, hermana de Glen, baterista del grupo. Pero más allá de esta portada, lo inolvidable es la actuación de Heather DeLoach en el video del sencillo ‘No Rain’. Una niña abeja, con frenos, lentes de alta graduación, robusta y claramente nerd, que no encontraba espacio ni aceptación fue reconocida, adoptada y celebrada por los rock fans, por más duros que hubieran sido. Heather, actualmente de 39 años, estudió actuación en SCU y ha participado en algunos filmes y programas de televisión, además de ser dueña de un negocio de organización de eventos.

READY TO DIE, NOTORIUS BIG. (1994)

El álbum “Ready To Die”, el cual marca el debut en 1994 del rapero Notorius BIG, causó expectación musical, pero además se formaron especulaciones en cuanto al bebé que aparecía en la portada, creyéndose que era hijo del cantante. El niño de raza negra en realidad fue seleccionado por una agencia fotográfica para la sesión, por la cual le pagaron 150 dólares a sus padres. Keithroy Yearwood, nombre del niño seleccionado por su curiosa melena afro, es un joven que vive en el Bronx, NY y actualmente estudia la universidad. Aun se siente complacido por aparecer en el álbum.

 
BORN ON A PIRATE SHIP, BARENAKED LADIES. (1996)
Para el álbum “Born On A Pirate Ship” editado en 1996 por Barenaked Ladies, se buscaba que en la portada apareciera un niño pícaro, pelirrojo y pecoso. El diseñador asignado, Neil Prime-Coote, se enteró que el nuevo jefe de su tía, recién llegado a Toronto de Inglaterra, tenía un par de hijos con esas características y los solicito para el shooting. De la sesión se eligió la foto de Marcus Priest, quien se divirtió en ella además de recibir 50 dólares como pago. Años después regreso a Inglaterra, donde curso su licenciatura en Psicología y posgrado en Recursos Humanos, desarrollando su carrera en el sector farmacéutico.
 
BOY NAMED GOO, GOO GOO DOLLS. (1995)

Carl Gellert es el famoso chico de la portada de «A Boy Named Goo», quinto disco de la banda de Buffalo, Goo Goo Dolls lanzado en 1995. La foto le fue tomada a los 2 años de edad por su padre Vance, fotógrafo profesional, y cuando fue insertada en el diseño del disco, Carl ya tenía 12 años. Por esta foto, le fueron pagados 6,000 dólares. El apodo de Carl evidentemente es Goo, pero no es fan de la banda. Ahora vive en Minneapolis y estudia un doctorado en Historia del Arte, enfocado a la investigación arqueológica.

KORN, KORN. (1994)

Korn eligió para la portada de su disco debut en 1994, la inocente imagen de una niña meciéndose en un columpio. Ella es Justine Ferrara. Fotografiada a los 6 años, la sobrina de Paul Pontius, ejecutivo discográfico que firmo a Korn, recibió 400 dólares y tardo tiempo en que el disco fuera popular. Egresada de Comunicación de New York University, no tiene a Korn dentro de sus gustos musicales, aunque reconoce su aportación al género, pero prefiere a Bright Eyes. Actualmente trabaja en un puesto administrativo en Sony Music Entertainment.

HOUSES OF THE HOLY, LED ZEPPELIN. (1973)
La surrealista portada de “Houses of the Holy” de Led Zeppelin del 73, protagonizada por un par de niños desnudos rubios gateando en un paisaje apocalíptico es una de las imágenes más icónicas del rock. Idea es de Aubrey Powell y Storm Thorgerson del legendario despacho de diseño Hipgnosis, quienes hicieron múltiples exposiciones de los hermanos Stefan y Sam Gates en la locación de Giant’s Causeway en Irlanda del Norte. Stefan, ahora de 54 años, es el reconocido protagonista del show de TV Cooking In The Danger Zone que se transmite en BBC2 mientras que Sam, de 56, vive en Cape Town, Sudáfrica con su esposo e hija. Stefan confesó que nunca ha escuchado el disco.
 
BLIND FAITH, BLIND FAITH. (1969)
El supergrupo Blind Faith lanzó su primer y único disco en 1969. La corta vida de la banda de Eric Clapton, Steve Winwood, Ric Grech y Ginger Baker causo gran controversia por usar la imagen de una niña con el torso desnudo. Fotografiado por Bob Seidemann, quien tenía una idea más pura de la inocencia y el desnudo, quien consiguió a la chica a partir de una búsqueda en el metro londinense, donde encontró a la posible modelo. Al solicitar el permiso de sus padres, notó que era mayor para su concepto, y quien lo cubría de mejor modo era Mariora Goschen, hermana menor de tan solo 11 años y quien sería la chica de la discutida portada. Mariora pidió un caballo a cambio, pero solo recibió 40 libras por la sesión. Especialista en acupuntura, masaje y shiatsu e instalada en Londres, a los 64 años aún espera la llamada de Clapton para entregarle su caballo.
 
NEVERMIND, NIRVANA. (1991)
Nirvana brillaba en 1991. «Nevermind» su segundo álbum. Cuando los padres de Spencer Elden le permitieron al fotógrafo Kirk Weddle tomar imágenes de su hijo, de tan solo tres meses, buceando desnudo, nunca se imaginaron el alcance que iba a tener la captación de ese momento, donde casi 20 millones de personas tendrían esa imagen en sus casas. Ya con 31 años, Spencer vive en California y se dedica a su carrera como diseñador y artista plástico, donde ha colaborado con el diseñador urbano Shepard Fairey. Gusta de la música, pero sobre todo indie. Nunca conoció a los miembros de Nirvana, ni recibió ninguna regalía, solo los 200 dólares que entregaron a sus padres por el permiso de ser fotografiado y convertirse en uno de los desnudos más reconocidos.
 
PLACEBO, PLACEBO. (1996)
No todas las imágenes han sido consensadas, autorizadas o bajo el conocimiento de los involucrados. Es el caso de la imagen del disco debut de Placebo en 1996. El padre de David Fox, un chico ingles de 12 años recién había fallecido, por lo que recibió la visita de un primo fotógrafo, que aprovecho la estancia para levantar unas imágenes. Una de ellas fue vendida para que sirviera a la portada del material discográfico, lo que según Fox, le acarreo problemas, rechazo y bulliyng escolar, afectándole emocionalmente, y además sin su consentimiento. Actualmente de casi 40 años de edad, es un chef desempleado viviendo en Scunthorpe, Inglaterra que tiene aún la intención de demandar a la banda o a la disquera.
SIAMESE DREAM, SMASHING PUMPKINS. (1993)
“Need Help!”, así comenzaba un llamado que hacia la banda de Chicago Smashing Pumpkins en un blog en el 2007, buscando o solicitando información de las dos niñas que habían sido la imagen de su álbum «Siamese Dream». Nadie tenía los datos, ni la disquera, ni Billy Corgan ni el fotógrafo. Y pasaron tres años de silencio y ninguna noticia. Hasta que en el 2010, en la página oficial de Facebook de la banda, Corgan daba la noticia del ingreso de una nueva bajista, llamada Nicole Fiorentino y que además era una de la niñas que aparecía en la famosa portada. Nicole indicaba que les informo hasta después de ser ingresada, ya que no quería que eso influyera en la decisión de su aceptación o rechazo. En este caso, si es verdadero, el infante de la portada del disco de la banda creció para pertenecer a ella.
WAR, U2. (1983)
Caso raro en la iconografía de las portadas de discos de rock es el de Peter Rowen, niño irlandés que fue icono de la banda U2 en su primer EP, “Three” (1979) y en los álbumes “Boy” (1980) y “War” (1983). El hermano menor de Guggi, amigo y vecino de Paul Hewson, coincidía en los lugares pero no en la relación ya que los miembros de la banda irlandesa eran mayores. Ian Finlay fue el encargado de fotografiar la sesión para el álbum “War”. Actualmente, Peter es fotógrafo profesional y en ocasiones toma a la banda, pero él no ha estado nunca en la vorágine como la que ocasiona Bono, aunque para Rowen es y será, Paul el amigo de su hermano mayor.
 
1984, VAN HALEN. (1984)
No es precisamente una foto, es una pintura realizada por la artista Margo Z. Nahas, quien con la ayuda de su esposo Jay Vigon, diseñador y director de arte, pudieron concebir la portada del sexto álbum de la banda angelina Van Halen. Pero la pintura está basada o tomada de un modelo a quien se había tomado una foto, y es ahí donde aparece la figura del niño Carter Helm, originalmente fumando cigarros de chocolate, para que después Margo interviniera la imagen con otros elementos como las cajetillas, la mesa de mármol y las alas de ángel. La gente pensó en un principio que se trataba de una foto de infante de David Lee Roth, pero no era así. Carter, ahora de 42 años vive en San Francisco en una empresa de carga y seguros marítimos. Fue cuando cursaba el tercer grado cuando empezó a darse cuenta que había aparecido en una portada muy especial.
VIOLENT FEMMES, VIOLENT FEMMES. (1983)
“Su hija es adorable”, fue la expresión de un fotógrafo hacia la hija de una diseñadora a las afueras de su oficina en Los Angeles. Era la indicada para la portada del disco de lanzamiento de Violent Femmes. La niña seleccionada, Billie Jo Campbell de 3 años, asistió contenta a la sesión fotográfica porque le dijeron que iba a ver muchos animalitos, y no se dio cuenta de los tiros de cámara por lo que no posó para la misma, pero si se molestó al no ver animales. 100 dólares fue la paga a la madre de Billie Jo por el evento. A sus 42 años, la egresada de la Universidad de Colorada trabaja con su madre diseñando ropa casual femenina y la foto de la sesión se encuentra enmarcada en su sala.
THE CARTER III, LIL’ WAYNE. (2008)
La foto para la portada del disco «The Carter III» editado en 2008, data del 83, y es la imagen del bebé Dwayne Michael Carter, Jr., que para mejor entendimiento es precisamente el rapero Lil’ Wayne a la edad de un año, pero alterada para simular que poseía desde entonces los tatuajes en la cara que lleva en la actualidad. Si otros raperos como Notorius BIG o NAS hicieron portadas con bebes, porqué él no, se cuestionaba.